En los Tribunales de la ciudad de Puerto Madryn comenzó el juicio oral y público contra Iván Almonacid, Javier Parraguez e Isaac Jhonston, acusados por el homicidio del jubilado Eliberto Santos Ramos ocurrido el 9 de junio de 2017, a las 6 de la mañana.
Ese día, Santos Ramos ingresaba junto a una mujer a su vehículo cuando tres hombres se metieron con ellos en el automóvil y los comenzaron a golpear para robarles: “Se metieron en la camioneta y dijeron que era un robo, que querían la llave de la camioneta. Empezaron a golpearlo a Eliberto”, relató la mujer en la primera jornada del juicio. “Él pedía que por favor no lo golpeen más y ellos le decían: a vos te cabe, viejo. Decían que nos iban a llevar a un descampado y nos iban a pegar un tiro”, sostuvo ante los jueces.
La mujer también fue golpeada. Tras varios minutos, según la acusación, Jhonston se bajó del auto, llevándose un celular; mientras que Parraguez y Almonacid siguieron golpeando a Santos Ramos. Finalmente, tras aproximadamente 40 minutos, huyeron. “Se fueron yendo de a poco. Primero se fue uno de los que estaba atrás, después el que estaba encima de mí, y el otro que estaba atrás se me vino encima para ahorcarme, ahí pude escapar y empecé a los gritos a pedir auxilio”, relató la mujer.
Almonacid fue aprendido a los pocos metros del lugar por personal de seguridad de Anses, que fue alertado al ver la situación, mientras que los otros dos imputados fueron detenidos a las pocas horas. Los defensores públicos Gladys del Balzo y Diego Trad, y el abogado particular Carlos del Mármol patrocinan a los imputados, quienes por el momento no declararon. La víctima falleció en el lugar y la autopsia reveló que fue producto de los golpes.

La audiencia

La acusación está a cargo de los fiscales Jorge Bugueño e Ivana Berazategui, y del querellante Carlos Villada. La fiscalía presentó cargos por el delito de “homicidio en ocasión de robo”. La querella acompaño dicha calificación y además presentó una alternativa por “homicidio con ensañamiento y alevosía, el concurso premeditado de tres personas y criminis causae”, previstos con prisión perpetua.
El debate oral y público se realiza ante los jueces Marcela Pérez (presidente del Tribunal), Daniel Yangüela y Patricia Asaro, y está previsto que se extienda durante toda la semana con la declaración de 46 testigos. Durante la primera jornada, la sala de audiencias estuvo colmada por familiares y amigos de la víctima.

Municipalidad de Puerto Madryn