En la ciudad de Puerto Madryn, el fiscal Daniel Báez solicitó 18 años de prisión para W.R., el “patovica” condenado por abuso sexual agravado de un nene de dos años. Al tiempo que destacó que en el caso fue clave la presentación que hicieron los médicos del hospital local, que revisaron las lesiones del nene. En tal sentido, Báez destacó la actuación de las profesionales “y su calidad humana. No solamente contuvieron físicamente y emocionalmente al niño, sino que una de ellas hizo la denuncia ante la negativa de la madre del niño”.
El imputado está detenido desde abril de 2017 y está patrocinado por el abogado particular Martín Castro, quien pidió el mínimo, de 8 años. La calificación fue por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia” y la fiscalía pidió 18 años de prisión sobre un máximo posible de 20 años. El Tribunal integrado por los jueces Leonardo Pitcovsky, Patricia Asaro y Marcela Pérez dará a conocer la pena el lunes 22 de octubre a las 13 horas.

Hace un año

El hecho ocurrió el año pasado. Una mujer comenzó una relación de convivencia con su pareja, junto a sus hijos menores de edad. Mientras la mujer trabajaba, el hombre quedaba al cuidado de los niños, “momento en el cual accedió carnalmente al nene de dos años”, según indicó el fiscal Daniel Báez. “Realizó tocamientos impúdicos sobre la pequeña víctima, tomando al niño del pene en forma tan brusca que le provocó una herida, para luego accederlo vía anal, lo que provocó en el niño lesiones agudas de ASI, constatadas a través de los médicos intervinientes mediante el Protocolo para Abuso Sexual Infantil”, indicó la acusación.
La madre de la víctima nunca realizó la denuncia, sino que la misma fue efectuada por los médicos del Hospital que revisaron al nene, que actualmente se encuentra con su padre en otra localidad.

Municipalidad de Puerto Madryn