Sobre la tarde del jueves, personal policial de la Seccional Segunda intervino en una gresca que se desarrollaba en un local de la calle Domecq García, al norte de la ciudad, luego de que los agentes fueran advertidos respecto de una pelea entre varios sujetos.
El aviso había sido “por una riña y presuntas amenazas con arma de fuego”, indicaron fuentes policiales, agregando que “al momento de su arribo, se encontraban los ciudadanos aprehendidos ocasionando disturbios y, según testigos, a quien habrían amenazado se habría escapado”.
En el intento por reducir a ambos individuos, a uno de ellos se le cayó un arma y, tras inmovilizarlo y requisarlo, le descubrieron varios envoltorios con cocaína, lo cual hizo suponer a los investigadores que se trataría de una gresca relacionada al denominado “narcomenudeo”, un flagelo combatido a diario por las fuerzas policiales.

Se le cayó el arma y la droga

“Cuando intentaron reducir al primer individuo, éste intentaba subirse a su auto, pero fue tomado por los agentes y arrojó una mochila, la cual se encontraba semi abierta”, relataron fuentes policiales, agregando que, mientras que los efectivos observaron que en su interior había un arma presuntamente de fuego, “cuando forcejeaban, se le cayeron del bolsillo de su campera dos envoltorios, uno de color transparente pequeño, cerrado, y otro envoltorio color negro que estaba roto, observando una sustancia color blanca polvorienta”.
Los uniformados procedieron al pesaje de la sustancia, “arrojando el envoltorio negro 8,3 gramos y el restante 5,3 gramos, se le realizó la tarea de campo ‘narco test’, arrojando resultados positivos para clorhidrato de cocaína”, precisaron.

Imputados por “desobediencia”

Acto seguido, los efectivos dieron aviso al Secretario de juzgado de turno, quien “dispuso el secuestro y la identificación de los causantes”, mientras que “para la mochila y el vehículo del aprehendido, la Fiscalía local dispuso su preservación y secuestro para su posterior requisa personal y vehicular”.
Ambos sujetos permanecerán detenidos hasta tanto se celebre la audiencia de control de detención y apertura de investigación. Los mismos fueron identificados con los apellidos Báez, de 35 años, y Coronel, de la misma edad, aunque fueron imputados por el delito de “desobediencia y atentado contra la autoridad”.

Se resistieron al arresto

Según trascendió por parte de fuentes policiales, el propietario del local había indicado a los agentes que dos sujetos que estaban en un auto Ford Focus habían mantenido una discusión con otro cliente y que éste, “aparentemente, les habría exhibido un arma de fuego del interior de una mochila”, sumando a ello que “en consecuencia, personal policial intervino a fin de identificar a estas personas, las cuales atentaron contra ellos, entorpeciendo el procedimiento de identificación con insultos verbales, y la persona de apellido Coronel sacó del interior del rodado una mochila la cual estaba entre abierta e intentó darse a la fuga, resistiéndose al arresto en el lugar”.
El otro individuo “también intentó darse a la fuga y se resistió”, y fue allí cuando al primero se le cayeron los envoltorios que finalmente dieron “positivo” para cocaína en el “narco test”. Intervino en el episodio, a su vez, personal de la División Drogas Peligrosas y Leyes Especiales.

Municipalidad de Puerto Madryn