PUERTO MADRYN – Sobre las dos de la madrugada del martes, el Centro de Monitoreo recibió la alerta de la empresa de seguridad Segelec, tras lo cual personal policial acudió al local “Feerie Joyas”, ubicado en avenida Roca al 700 y donde se había activado la alarma. Una vez allí, los uniformados constataron que el cristal del local estaba dañado y que faltaban varios de los elementos exhibidos en la vidriera. “Se realizó una búsqueda en inmediaciones, obteniendo resultados negativos, y luego se hizo presente la propietaria del lugar, que denunció el faltante de 12 relojes valuados en 150 mil pesos”, indicaron fuentes policiales. Acto seguido, intervino la División Policial de Investigaciones (DPI), que realizó la inspección de las cámaras de seguridad. “Asimismo, se dio intervención a la División Especial de Criminalística, cuyos agentes procedieron a realizar la toma fotográfica y el levantamiento de un hisopado sobre los rastros de manchas hemáticas presentes en la vidriera, así como también el levantamiento de dos palmares ubicados en los barrotes de hierro, correspondientes a la reja de la vida dañada”, lo cual daría cuenta de que, al intentar romper el vidrio del local, el autor del robo se habría provocado cortes. “Se observó un reguero de sangre que concluyó en la intersección de las arterias 25 de mayo y Albarracín”, señalaron desde la Policía.

Municipalidad de Puerto Madryn