Este miércoles se concretó en Comodoro la audiencia de revisión de la prisión preventiva por el femicidio de María Soledad Arrieta ocurrido el pasado 5 de febrero de 2018, que tiene como único imputado a Gustavo Servera.
La fiscal María Laura Blanco solicitó se mantenga la medida de coerción que pesa sobre Servera hasta la audiencia preliminar; en tanto que el defensor consintió el pedido fiscal hasta ese momento del proceso. Finalmente, el juez penal Jorge Odorisio resolvió mantener la medida de coerción del imputado hasta la audiencia preliminar.
La defensa de Servera fue ejercida por Francisco Miguel Romero, abogado particular del mismo.

Los hechos

El pasado 5 de febrero de 2018, en el horario comprendido aproximadamente entre la 1:30 y las 2:02 horas, María Soledad Arrieta se encontraba en el inmueble ubicado en la parte posterior del predio sito en calle Juan Manuel de Rosas al 3600, del barrio Abel Amaya de Comodoro Rivadavia. En tales circunstancias, se habría hecho presente su esposo, Gustavo Alejandro Servera, quien reside en el inmueble ubicado en la parte delantera del predio, habría ingresado presuntamente por una ventana lateral, y, según el discurso fiscal, mediante golpes y utilizando un lazo metálico que colocó alrededor del cuello de Arrieta, ejerció presión y la redujo. El ataque reseñado le produjo a Arrieta excoriaciones lineales en diversas partes del cuerpo, entre ellas en el tórax del lado derecho, y en el cuello, región latero-posterior, dos equimosis en la parte delantera del cuello. Acto seguido, la condujo al dormitorio del inmueble, donde la roció con un líquido inflamable y la prendió fuego, tras lo cual se retiró del lugar, provocando así la muerte de Arrieta por quemadura extensa y de vías aéreas.
El ataque reseñado se produjo como conclusión de una relación signada por violencia de género, en la que Arrieta se encontraba en una situación de subordinación y sometimiento hacia Servera, basada en una relación desigual de poder.