COMODORO RIVADAVIA – Lorena Paredes tuvo oportunidad ayer de contarle en persona a la fiscal María Laura Blanco los maltratos policiales que padeció, tanto de los efectivos que la auxiliaron como de una integrante de la Comisaría de la Mujer cuando estaba internada. “Todos obraron mal y me lo dijeron hoy acá, y me pidieron disculpas, pero la macana ya está hecha. No quiero que vuelva a pasar esto. Si a otra mujer le pasa algo parecido, que la Policía y la Fiscalía obren bien” dijo Lorena. La fiscal Blanco por su parte explicó que el jefe de fiscales, Juan Carlos Caperochipi, investigará en forma paralela las irregularidades que hubo durante las 24 horas posteriores a la agresión.