Por Juana de Arco*

El 2018 será recordado como el año de la marea verde, y Chubut tendrá este fin de semana el honor que esas olas rompan en sus costas. ¿Porque de otro modo que deconstruyendo se puede cambiar? Cómo se podría contener la memoria colectiva del sometimiento sistemático sino es recordando una y mil veces que ni hay día de la “raza”, porque la humana es una sola y que el género es una construcción social. Tanto que dicen los orientales que la Ley del Karma, marca que no solo estamos los cercanos involucrados en las diferentes vidas de diferente manera en roles cambiados (padres que terminan siendo hijos), sino que además, en una vida somos femeninos y en la otra masculinos, y así sucesivamente mientras la rueda del karma gire. Un postulado que derriba todas las dudas de que ambas facetas son energías que conviven en el eterno ying y yang, el equilibrio creador que existe en cada ser.
Desde hoy, y más de 50 mil participantes del Encuentro de Mujeres con el pañuelo verde como insignia, elevarán la vibra en Trelew, como sede, y otras ciudades de Chubut, como Puerto Madryn, Rawson y el Valle. Un territorio donde las zarzas ruedan a sus anchas aunque las flores también crecen mucho más robustas a causa de su embate. Un territorio que empezó desde anoche a resonar al compás del candombe que revoluciona los espacios de confort, resignación y sometimiento, que muchas mujeres locales nunca imaginaron que podían abandonar o siquiera cuestionar.
Esta tropa de almas imparables viene a su manera, cacheteando las formas, con el tremendo impulso que les dio este año la pulseada por la legalización del aborto, arrancando la media sanción en Diputados. Y arrastra la fuerza de 33 aquelarres y años, el mismísimo número de vértebras que sostienen cada cuerpo, por las que transita la sustancia crística que es la que amplía las conciencias y permite saber y comer del árbol de la vida, que es la propia escencia, pero que alguien en la historia de la humanidad, prestó a confusión vinculando a un Cristo con 33 rotaciones en este planeta que crucificado, prometió una salvación a cargo de un poder fuera de uno mismo, y que casualmente pasó a manejar la Iglesia que se considera verdadera.
Esa misma Iglesia, todo lo sabe, porque es especialista en discurso, tal como lo demostró desde los inicios, por eso todo lo manipula, porqué defiende su poder. Y también por eso, tomó nota de ese primer triunfo de la movilización feminista, y fortaleció inmediatamente su presión sobre el Senado, usando sus vínculos con todos los partidos políticos del régimen.

Hombres de poca fe

En Trelew y Madryn, los sacerdotes y párrocos decidieron “proteger” las Iglesias, que se suponen son la casa de Dios. Por lo que se debe interpretar que intentaron, con enfierrados cercos y ventanas desprolijamente tapiadas, proteger a Dios. Esa lógica lleva a un razonamiento inevitable desde su lógica bipolarmente culposa ¿Que son las mujeres en libertad, el Diablo? En realidad, lo único que dejaron en evidencia es que sus miedos son extremadamente terrenales y su insignificancia extremadamente simplificadoras y que lo único que realizaron fue un acto de confesión: ni Dios está allí, ni los dogmas pueden atar las almas libres, ni los bienes eclesiásticos podrían existir sin el oneroso gasto que el Estado hace para mantener el Credo.

En boca cerrada, no entran votos

De hecho, hubo una actitud extremadamente precavida desde el poder político ante este tsunami verde que impactará nuestras costas. Y eso que sobran candidatos anotados a la Gobernación 2019 donde se podrían haber lucido con un buen análisis y un cortito, pero conciso recibimiento en carácter de anfitriones. ¿A qué le temen?, si en todo caso Chubut ya ha sido saqueada no una, sino varias veces por el mismísimo poder que representan.
El Gobernador Mariano Arcioni, hablando de saqueos, decidió disponer un Decreto de Emergencia para atender algunas de las necesidades materiales que generen el encuentro, lo que significa que sin pasar por la Legislatura autorizó casi un cheque en blanco y sin monto definido, para que se compre de manera directa lo que haga falta. ¿Por qué hubo que definirlo en término de Emergencia y un día antes si hace un año se definió una ciudad como sede y se supone que los estadistas como Mariano, suelen planificar con tiempo este tipo de adquisiciones? Por ahora no se sabe, pero acá cada vez que tenemos una “emergencia” los vecinos tiemblan por el síndrome que generó la pandemia de corrupción que tiene a medio gabinete entre rejas y a un numeroso grupo de ilustres empresarios, procesados.
En términos de medidas, hay que decirlo, el Gobernador que debió hacerse cargo del período que queda ante el fallecimiento del ex mandatario, Mario Das Neves, impulsó algunos tips. En 2017 y a través de la línea gratuita de atención 137, que promovió la Provincia, se pudo comprobar el triste dato que se habían registrado más de mil casos de denuncias y actas de presentación por violencia de género.
Como sea, hasta el más integrador y promotor de las igualdades como el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, prefirió también el perfil bajo, eso sí, unificó dos ideas con un gesto: el 12 de Octubre, y el honor de que su viceintendenta Xenia Gabella, izara la bandera de los pueblos originarios en vísperas del Encuentro de Mujeres.
En Comodoro Rivadavia, el intendente Carlos Linares, fue cauto y se refirió durante la semana breve y lateralmente al encuentro, y siempre limitándose a referirse a la necesidad de promover la “inclusión”, aunque paradójicamente no tiene ni una sola mujer en su poderoso Gabinete de la principal ciudad de Chubut en términos demográficos y políticos. Todo pese a reconocerse verdadero admirador de Cristina FK.
Tal vez por estas cosas del poder chubutano, es que algunas mujeres buscan mejorar sus protagonismos en el trizado justicialismo provincial. La diputada nacional Ana Llanos, la senadora Nancy González y la intendenta de Rawson, Rossana Artero, la diputada provincial Alejandra Marcilla ya van mostrado sus intenciones para el 2019 entre candidaturas a jefas comunales y gobernadoras.

¿Dios o Lorena?

En la ciudad sede, el intendente de Trelew, aguantó estoicamente el embate del Consejo de Pastores de Iglesias Evangélicas de Trelew (COPIET) que le pidió por nota hace unas pocas semanas que se suspenda el encuentro de mujeres. La noticia la derramó el diario hegemónico “El Chubut”, de fuerte influencia en la política trelewense, como para darle más legitimidad a la cruzada. Y como el alcalde no cedió al pedido, recibió un sinnúmero de acusaciones de “traición a la fe”, ya que él mismo ha sido pastor. Para colmo el escrito llevaba un anexo de unas 2 mil firmas de cristianos, evangélicos y católicos que argumentaba temer a “los hechos de violencia”; a las “agresiones al género másculino” y a las “acciones inmorales como desnudarse públicamente “. Algunos vecinos comentaron inmediatamente que mucho más inmoral suele ser el negocio político que esas megaorganizaciones intermediarias con lo divino, como COPIET, realizan manipulando en tiempos electorales a su grey, arreando masivos rebaños y votos, para los candidatos que más les prometen. Dicen que en mucho de la envalentonada de Maderna ha tenido que ver su guerrera esposa. La mujer que pudo más que deux y que quiere ser la compañera de fórmula del candidato a Gobernador a quien su esposo le ceda la estructura política que fue labrando durante su carrera primero como secretario de acción social del anterior intendente y luego como intendente.

Basta de tibiezas

En fin, en nuestro territorio no pasa nada diferente al resto del país, donde la enorme marea verde se encontró con la resistencia de instituciones que ejercen el poder de veto sobre la voluntad de millones. Mientras las consignas se apretujan en los cuerpos, y los cuerpos en una masa cada vez más leudada, las mujeres también le ponen nombre y apellido al hambre propio o ajeno y encaran resistencia al plan de ajuste del presidente Mauricio Macri negociado con el Fondo Monetario Internacional y del cual se jacta que ya cuenta con el aval de los gobernadores. “Somos mayoría en Salud y Educación, los primeros sectores en sufrir recortes presupuestarios y despidos. (…) Actualmente, el 40% de las jefas de hogar cobran un salario que no alcanza a los 10 mil pesos. La `feminización del trabajo´ va acompañada de la `feminización de la pobreza´, porque para las mujeres sólo hay mayor precarización, salarios de miseria y peores condiciones laborales; además de ser quienes cargamos con el trabajo gratuito doméstico y de cuidados. Por eso no queremos ni podemos esperar a 2019, como nos dicen los distintos sectores del PJ, mientras le votan las leyes a Macri o aceptan que se siga pagando la fraudulenta deuda externa de la que fueron `pagadores seriales´ cuando eran gobierno.
Tenemos bronca de seguir pagando la crisis con tarifazos, inflación, despidos, suspensiones y desocupación que recaen sobre nosotras mientras los banqueros, los sojeros y los empresarios se la llevan en pala con la complicidad de la burocracia sindical. ¡Hay que reunir fuerzas para enfrentarlos y derrotarlos! Este próximo 24 de octubre posiblemente intentarán votar el Presupuesto; por eso tenemos un desafío inmediato: pelear para impedirlo. El saqueo es hoy, por eso tenemos que enfrentarlo ahora. ¿Quién votó entregarle todo el poder a Christine Lagarde? ¿Quién votó que se iban a dolarizar las tarifas? ¿Quién votó que la plata iba para los pagos de la deuda externa y los especuladores mientras nuestros salarios están por debajo de la inflación? La inmensa mayoría no aprueba esas decisiones. Si el gobierno puede llevar adelante el ajuste es porque, mientras se abraza con el FMI, el PJ y la burocracia sindical le hacen la segunda. Pero aquí también mete su cola la Iglesia que se postula como garante de la `paz social´, es decir, se prepara para contener la bronca del pueblo pobre, actuar como un dique de contención para que no estalle y cuestione a este régimen social y político excluyente”, estampó Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierdas en una claro panorama de todo lo que falta y las luchas que se vienen.

Fuentes: La Izquierda Diario, NA, Malas Lenguas, propias

*Soy Juana de Arco, y ceniza de tantxs…