Así como estuvieron Julieta Lema por la natación y David Almendra por la Lucha, más chubutenses representaron a nuestra provincia en los JJOO de la Juventud Buenos Aires 2018.
Es que, llegados desde distintas localidades y con diferentes historias, fueron muchos coterráneos quienes actuación como Voluntarios. El área de Prensa de Chubut Deportes, sigue compartiendo sus experiencias.

Cinthia Cádiz, voluntaria comodorense
Cinthia Cádiz tiene 27 años, vive en el barrio de Belgrano en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y es profesora de Educación Física. Ella es otra de las chubutenses que son Voluntarios en los III Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.
“Me gustó la idea de colaborar con la actividad deportiva en mi país y por eso me anoté enseguida para ser voluntaria”, expresó la oriunda de Rada Tilly.
La argentina ha participado de sudamericanos y panamericanos representando al país como el Panamericano 2018 de mayo pasado en Santo Domingo, República Dominicana, donde terminó 18° en la categoría mujeres de -48kg. Cádiz actualmente es la número N°1 del ranking argentino de esta categoría desde hace tres años.
Cádiz está además finalizando la Licenciatura en Alto Rendimiento, trabajando en el área de Deportes del ITBA, en el gimnasio de la Universidad.
Justamente en el deporte que le apasiona y se destaca, Cádiz desarrolla su activada en el pabellón Europa con el levantamiento de pesas. “Estoy como voluntaria de la organización, ayudando en lo que haga falta”, confió.
“Está muy bueno ver a los chicos de todo el mundo practicar esta disciplina. Sin dudas que de este torneo saldrán figuras del futuro en el levantamiento de pesas”, analizó la chubutense.
Ella también forma parte del equipo nacional de levantamiento de pesas y por eso “varias veces ayudé a los atletas chubutenses que participan en instancias nacionales. Por ejemplo, participe de varios Juegos Evita como entrenadora”, valoró.

Maximiliano Águila, es el guía

En unas de las veredas del Parque Verde, el comodorense Maximiliano Águila se encarga de recibir a los visitantes que, día tras día, vienen a disfrutar de los deportes al aire libre. “En diciembre me escribí en forma virtual y comenzó la etapa de selección. Luego me mandaron un par de mails con test de idiomas y también personales, sobre a qué nos dedicamos o que sabemos hacer y después de casi seis meses, en junio recién, me llegó la carta que estaba dentro de los Juegos Olímpicos como Voluntario”, confió.
Es otro de los muchos chubutenses que encontramos en los días de partido, en los distintos escenarios deportivos de los parques, y nos cuenta: “Tengo 30 años y soy técnico gastronómico. Vine especialmente para esto, en EVS, que sería atención al público. También en las entradas a los partidos, en las gradas acomodando a la gente. Nos van rotando en todos los deportes del parque”.
Asegurando que “el conocimiento que te deja ya sea por la gente de otros lados que conoces cómo de los compañeros que nos bancamos a full, es tremendo. Ya estoy pensando en otros voluntariados. Por ejemplo Tokio 2020”.
Para Águila es una experiencia “muy buena. Estoy en el turno de la mañana, entramos a las 6.30 horas. Nos dieron la ropa y todos los días, el desayuno y el almuerzo. No me puedo quejar, porque todo está muy bueno y vivir una experiencia olímpica es increíble”.
Sostuvo que “tenemos un día de descanso en la semana. Y lo aproveché para conocer otras sedes, como el Parque Olímpico y el Parque Urbano. Y después camino mucho, siempre es lindo venir a Buenos Aires”.
Contando vivencias curiosas durante la primera semana de los JJOO, confió “me comentaron cuando llegué, que me iba a poner loco con coleccionar PINS. Primero no lo creía pero ahora nos “matamos” para ver quién tiene más PINS de otros lados del mundo, los intercambiamos con atletas y compañeros. Al parecer es un clásico de los Juegos Olímpicos”.

DXTV