Clic para ampliar

La Coparticipación (y Leyes Especiales) a las provincias registró en septiembre una caída de 3,6% en términos reales (teniendo en cuenta el efecto de la inflación). De todas maneras, en el acumulado del año los envíos de la Nación a las provincias crecieron 42,8% en términos nominales y 10,6% en términos reales, según un informe del IARAF.

Coparticipación por provincia

El informe analiza la evolución real de la coparticipación en los últimos meses dividiendo a las provincias en tres grupos: Buenos Aires, CABA y las 22 jurisdicciones restantes.
“En el caso de Buenos Aires no se evidencian caídas de la coparticipación en términos reales durante el periodo analizado. En el mes de septiembre de este año se aprecia un incremento real de 6,4% en los envíos por coparticipación”, señala.
Buenos Aires (49,5% interanual) es la provincia que evidenció un incremento más alto, seguida de CABA (43,9%). Los envíos al resto de las jurisdicciones crecieron entre 29% y 33% interanual.
“No obstante, en un contexto inflacionario como el de Argentina, es necesario tener en cuenta los efectos de la inflación sobre los fondos coparticipados. En este sentido, se aprecia una caída real de la coparticipación en todas las provincias, excepto Buenos Aires y CABA, que va del 5,4% al 8,5% interanual”, indica un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).
“CABA tampoco registra caídas en términos reales, excepto en el mes de abril de 2018, que evidenció una baja real del 11,9% interanual. La razón está en la corrección (que como se indicó en informes anteriores resulta sólo parcial) del coeficiente de
distribución, seguido de la devolución de los fondos extras que venía recibiendo desde enero de 2018 por el incumplimiento del Consenso Fiscal. El crecimiento real del mes de septiembre rondó el 2,4% interanual”, agrega el documento.
Finalmente sostiene con respecto al resto de provincias que “en julio del corriente año se apreció una caída real del 3%, situación que no ocurría desde febrero de 2017 (-0,4%).
El último dato de septiembre revela la segunda caída real del año, de 6,3% interanual”.

¿Qué pasará en el año 2019?

Según una nota de opinión de Nadin Argañaraz de IARAF, “Por el lado de los envíos automáticos se espera un aumento en la coparticipación en términos del PBI debido a la devolución extra de 3 puntos de la precoparticipación del 15%, a lo que se suma que Buenos Aires recibiría automáticamente por el Consenso Fiscal $23.000 millones adicionales a los $21.000 millones de este año.
Estos cambios, de acuerdo al presupuesto nacional, harían crecer la coparticipación de impuestos en 0,44 puntos porcentuales del PBI. Luego, la pérdida del FFS y la reforma tributaria significarían una caída de envíos automáticos de al menos 0,3 puntos porcentuales del PBI respecto a 2018.
En materia de envíos no automáticos el presupuesto nacional establece una caída de 0,3 puntos porcentuales del PBI de transferencias corrientes (0,11 p.p. son por los $21 mil millones del consenso para Bs. As. que pasan a registrarse como automáticos) y de 0,05 puntos de los envíos de capital, excluyendo al FFS que era automático.
Es decir, que el total neto de los envíos a provincias por todo concepto caería aproximadamente en 0,20 % del PBI entre 2018 y 2019 (equivalente a $36.500 millones).
Pero, a su vez, cabe remarcar que el proyecto de presupuesto incluye gastos nacionales cuya responsabilidad se “trasladaría” a las provincias. Los subsidios al transporte podrían generarles un gasto extra equivalente al 0,3% del PBI, en tanto que la Tarifa Social a la energía eléctrica, uno del 0,1% del PBI. Por esta vía, los gastos de las provincias podrían aumentar hasta en un 0,4% del PBI ($73.000 millones).
En síntesis, la relación financiera Nación-Provincias definitiva de 2019 dependerá de qué actitud tomen las provincias frente a estas posibles nuevas responsabilidades de gasto. Si las provincias se hacen cargo, la Nación les estaría pasando una “factura” de $110 mil millones (empeoramiento por menos ingresos y más gastos), con la que las Provincias saldarían con creces los $73.400 millones anuales acumulado en el último trienio de `billetera nacional más relajada¨”.

Para colmo caen las recaudaciones por la recesión

Santa Fe, Mendoza y Buenos Aires son los territorios más afectados, mientras que Neuquén y Salta son las que más se destacan en cuanto al crecimiento generado por los ingresos en los tributos.
Las economistas Vanessa Toselli y Lucía Iglesias, autoras del informe, aclararon que “de todos modos, en el acumulado del año son gran mayoría las jurisdicciones que lograron mejoras en términos reales de la recaudación propia”.
Neuquén lidera el ranking, con un incremento de 28,9% interanual en los ingresos generados por los tributos provinciales, seguida de Salta (19,8%) y Tierra del Fuego (13,8%).
En el otro extremo, experimentan una moderada caída en términos reales las provincias de Santa Fe (-0,2%), Mendoza (-0,9%) y Buenos Aires (-1,9%).
“Con datos provistos por fuentes oficiales de las provincias argentinas, fue posible hacer una comparación de la evolución de la recaudación tributaria propia en lo que va del año, indicando en cada caso el último mes con datos disponibles de 2018, para el cual se efectúa la comparación”, señalaron las economistas.
Se consideraron 17 de 24 provincias, ya que son las únicas con información actualizada en este indicador.
“Los recursos tributarios provinciales totales, compuestos principalmente por los cuatro impuestos comunes a todas las provincias argentinas que, en orden de importancia se enumeran como sigue: Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario y Automotor, muestran un buen desempeño en lo que va del año”, dijeron.
Destacaron que sólo la provincia de Buenos Aires y Mendoza vieron caer su recaudación en términos reales: -1,9% (en el acumulado a agosto) y -0,9% (en el acumulado a septiembre) interanual, respectivamente.
“Debe destacarse el desempeño de la provincia de Neuquén y Salta: ambas evidenciaron el mayor crecimiento en términos reales observado entre las provincias argentinas en lo que va del año”, manifestaron.
La suba fue del 31,6% en Neuquén (en el acumulado a septiembre) y 30% en Salta (en el acumulado a agosto), mientras que el resto de las provincias se ubican en torno a la mitad -o menos- de esa cifra.
“Dicho aumento en la recaudación del impuesto sobre los ingresos brutos se explica por el incremento en gran magnitud de las alícuotas del tributo que ocurrió en esas provincias entre 2017 y 2018”, precisaron en el reporte.
(Fuentes: IARAF, C, AF.)

Gobierno de Chubut