Con la presencia de los subsecretarios de Educación, Paulo Cassutti y Alejandra Von Poeppel, y luego de una gran presentación de la Orquesta Infanto Juvenil del Barrio INTA, comenzó la instancia provincial de la Feria de Innovación Educativa en Trelew, con más de 80 proyectos de toda la provincia.
Cassutti subrayó que la feria condensa en un espacio el esfuerzo, dedicación y compromiso demostrado en clase. “Vale el reconocimiento a los profesores que trabajan día a día con los chicos en el aula. Esto implica muchas veces horas extras y tiempo, lo cual denota vocación”, señaló en el acto de apertura en el que felicitó a los expositores por los destacados trabajos que forman parte de la feria.

Compromiso y ciencia

La coordinadora de Actividades Científico Tecnológicas Educativas del Ministerio de Educación, Luciana Bertorini, remarcó el gran trabajo de las escuelas en todas las instancias de la Feria. “Hay un compromiso muy grande con sus comunidades. Muchos de los trabajos están pensados para dar soluciones a problemáticas locales, desde una mirada científica e innovadora”, precisó.
José Luis y Vicente, alumnos de la Escuela N° 740 de Trevelin, realizaron un proyecto, denominado “Sembrando desde las alturas”, en el que un dron adaptado con una tolva reforesta zonas de complejo acceso.
Por su parte, José Luis explicó que “la idea surgió cuando, al realizar reforestaciones con la escuela, descubrimos que existían zonas donde los métodos tradicionales no podían utilizarse. Nuestro proyecto es la continuación de otro que ya fue premiado. Con los fondos de ese premio pudimos comprar el dron que adaptamos para realizar el sembrado de especies como el coihue o la lenga”.
En tanto, Vicente destacó que “el aporte del proyecto es pequeño pero significativo. Sabemos que nuestro aporte es mínimo, pero nos parece importante que este granito de arena ayude a recuperar algo tan importante como los bosques de nuestra provincia”.

Una gran experiencia

Para las escuelas del interior la experiencia de una feria provincial es única, y Marcela y Susana, docentes de la Escuela N°51, de Río Pico, que gracias a su proyecto “Manos de barro” llegaron a esta instancia provincial no ocultaban su alegría.
El proyecto trabaja sobre el uso del adobe en construcciones y surgió en una visita a una casa histórica de nuestra localidad donde funcionaba un antiguo bar donde los chicos descubrieron una forma distinta de construir casas, el adobe.
“Cuando les preguntamos si se podían construir paredes con barro ninguno lo creía posible. Así que nos pusimos a trabajar sobre el tema para que ellos comprobaran que con la técnica adecuada podían armar una casa con barro”, comentó Marcela.
Ambas docentes destacaron que gracias al proyecto lograron mostrarles a los chicos nuevas ideas, distintas técnicas que se utilizan en las construcciones de adobe, qué materiales se utilizan y ver cómo trabajar el material para construir.

Programar, aprender y jugar

Los chicos de 5° grado de la Escuela N° 4 de Rawson decidieron usar la tecnología y jugar aprendiendo. Es así como surgió su proyecto “Mi lugar en el mundo. Creo, juego y aprendo”.
Al llegar el aula digital móvil la escuela los docentes trabajaron junto a los chicos para incorporar la tecnología a los contenidos tradicionales. Para Roberta, docente de los chicos, el entusiasmo de los chicos fue el motor del proyecto. “Nos pareció una buena oportunidad para que los chicos aprendieran a programar y a usar la tecnología. Gracias al proyecto muchos de ellos se entusiasmaron con contenidos de áreas que normalmente no les llaman tanto la atención o que les costaban más”, describió.

Gobierno de Chubut