Aerolíneas Argentinas sancionó en las últimas horas a 376 empleados que “abandonaron o retuvieron tareas” durante el jueves 8 de noviembre, que provocó la cancelación de 258 vuelos y afectó a 30 mil pasajeros.
Ahora, los aeronáuticos anunciaron que este miércoles a las 7 AM habrá una asamblea por lo que se espera que puedan haber complicaciones.
“Ese día, los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra (APA), los técnicos (APTA) y UPSA convocaron a una asamblea a las 7 de la mañana, que se transformó en una medida de fuerza de 11 horas. Aerolíneas tuvo que cancelar 258 vuelos. Las suspensiones, comunicadas el martes por telegrama, son de entre 10 y 15 días, según el nivel de afectación al servicio”, informó la empresa.
Por su parte, los referentes del Sindicatos Aeronáuticos Unidos (APTA/APA/UPSA/UALA/APLA) avisaron que el miércoles a las 7 de la mañana realizarán una conferencia de prensa en el Aeroparque Jorge Newbery para comunicar cómo seguirán con el “plan de lucha”.
“A raíz del incumplimiento por parte de la empresa del pago de la cláusula gatillo por inflación de septiembre como así también el estancamiento en la negociación salarial 2018/2019, los sindicatos llevaremos adelante medidas de acción directa con afectación de actividades y asambleas en puestos de trabajo”, adelantaron los gremialistas en un comunicado de prensa.
Los empleados suspendidos por Aerolíneas fueron los de Tráfico (mostradores), contact center, rampa, mantenimiento y pilotos. El único sector que quedó afuera son los tripulantes de a bordo porque no participaron de la asamblea y luego, los viernes 2 y 16, realizaron reuniones más acotadas con un impacto menor sobre la operación.
Finalmente, Aerolíneas recordó que el mismo 8 de noviembre, aunque en forma paralela, realizó una denuncia ante el Ministerio de Trabajo para exigir que se declare la ilegalidad de la medida de fuerza, “que fue presentada como una asamblea, pero que era un paro no declarado”.