El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, tomó parte; junto a otros ocho mandatarios provinciales, Miguel Pichetto y Sergio Massa, del encuentro donde se analizaron una serie de temas que son centrales en la agenda de los mandatarios y comunes a todos los participantes.
El peronismo no K, autodenominado “Alternativa Federal”, amplió este miércoles su espacio sumando a más gobernadores y dejó en claro su intención de diferenciarse tanto del presidente Mauricio Macri como de la ex mandataria Cristina Kirchner.
La mesa de trabajo denominada “Alternativa Federal” analizó la situación del país y avanzó en la construcción de una alternativa al Gobierno que resuelva los problemas que aquejan al país. “Es una reunión a favor de Argentina y de los argentinos”, afirmaron. “No es estar juntos simplemente, es trabajar juntos, algo que no podríamos hacer por separado: construir la alternativa de futuro que Argentina necesita”.

Parecidos, pero diferentes

En ese sentido, precisaron: “Somos opositores porque el país tiene derecho a una alternativa al ciclo cumplido del pasado y al fracaso del Gobierno de Macri, que nos impone un camino equivocado, doloroso. La Argentina necesita otro camino, mirando hacia el futuro. Esta es nuestra prioridad. Esto nos convoca y por ello trabajaremos”.
Y recalcaron: “Hay que construir desde la generosidad y esfuerzo de todos. Los trabajadores, las PyMEs, los jubilados, los estudiantes, las familias, necesitan otro rumbo y vamos a hacer posible este derecho y esta esperanza”.
En la misma línea, el gobernador Mariano Arcioni destacó la necesidad “de escuchar y entender cuáles son los requerimientos de la gente y, entre todos, buscar alternativas. La construcción de un frente Federal es la forma de representación política que aglutina la voluntad de la gente, con un verdadero federalismo como objetivo”.

Escenario electoral nacional

Respecto al escenario electoral, los dirigentes indicaron que hay que dejar de hablar de personas y personalismos, para hablar de los problemas de los argentinos, ya que al Gobierno “le conviene que estemos en campaña, que discutamos nombres, candidaturas, fórmulas y no que hablemos sobre los problemas que tiene Argentina, que son muchos y muy graves. Nosotros queremos hablar del 150% de inflación acumulada en los últimos tres años, del 100% de devaluación a lo largo del 2018, de la caída de la economía interna y de su fracaso”, indicaron. “Primero las ideas y las soluciones, luego los nombres”, afirmaron. “Es más importante el objetivo que nos une que las diferencias y matices. Es momento de hacer posible la esperanza para todos los argentinos”.

Los presentes

El grupo de dirigentes que se reunió en la Casa de Entre Ríos, donde el gobernador Gustavo Bordet ofició de anfitrión, estuvo compuesto por los mandatarios Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), además de Miguel Pichetto y Sergio Massa.

Gobierno de Chubut