El Consejo Federal Pesquero aprobó la devolución de cuota de merluza hubbsi para los próximos dos años, redujo las paradas biológicas de la especie, y amplió el porcentaje de concentración de cuota. Así se desprende del Acta 34 del cuerpo.
El acta refleja que aprobaron la devolución de cuota de merluza por los próximos dos años sin penalización y ampliaron la concentración de cuotas por empresa o grupo empresario, modificando sin justificación fundada el Régimen de General de Cuotas. Además, redujeron el tiempo de las paradas biológicas sin realizar una consulta previa al INIDEP ni contar con informes técnicos biológicos que lo avalen.
Las medidas no fueron bien recibidas en Mar del Plata, ya que al parecer las autoridades habían comprometido dar cumplimiento al Régimen Federal de Cuotas de merluza hubbsi, evitando que los barcos fresqueros que por elección y sin justificación no explotan la totalidad de su cuota puedan poner a disposición de la Autoridad de Aplicación los volúmenes que no capturan. La implementación de estas resoluciones transitorias que nacieron en 2012 para dar una solución a los armadores que por una extensa medida de fuerza del gremio de marineros (SIMAPE), terminó aplicándose todos los años sin justificativo.
Al eximir a los tenedores de cuota de la penalidad por falta de explotación que impone el régimen de cuotas, muchos optaron por ir a especies más rentables que no requieren mano de obra en tierra, como el langostino. En octubre de 2018 comparado con octubre de 2015 se descargaron como consecuencia de esto, 72.000 toneladas menos de pescado en el Puerto de Mar del Plata. La consecuencia directa fue la caída del empleo en las plantas de fileteado, obreros que trabajan solo por la garantía horaria y miles de trabajadores en la calle.

El reclamo

Según se advierte en el Acta 34 los Consejeros argumentaron que “a fin de optimizar la captura de la especie se estima oportuno introducir una modificación transitoria, para los próximos dos períodos anuales, que habilite la puesta a disposición del Consejo Federal Pesquero del volumen que el titular de Cuota Individual Transferible de Captura estime que no capturará, para que sea integrado a la Reserva de Administración de merluza común y, posteriormente, asignado para su captura efectiva”.
En la Resolución 15 que lo implementa no se hace ninguna salvedad respecto de los armadores que hayan optado por la captura de langostino; es decir, le han dado un dudoso viso de formalidad a la violación injustificada del Régimen General de Cuotas. En la misma resolución, a la vez, se aumentó el porcentaje de concentración de cuota que estaba establecido en el 10% por empresa o grupo empresario.
Los Consejeros expusieron que existe “la necesidad de adecuar algunas disposiciones” “a la evolución de la pesquería y de la flota pesquera”, “particularmente en lo relativo al porcentaje máximo de concentración de cuota de la especie”, fijando entonces para 2019 y 2020 el porcentaje máximo de concentración por empresa o grupo empresario, “en el 15% de la Captura Máxima Permisible de merluza común”.

Paradas biológicas

Mediante la Resolución 26 de 2009 se estableció una serie de medidas para preservar el recurso merluza hubbsi, como la delimitación de áreas de veda y restricción de arrastre en determinadas épocas del año, y también paradas biológicas efectivas en puerto, de 50 días para los buques fresqueros y de 75 días para los buques congeladores.
Sin que se hiciera la pertinente consulta al INIDEP, ni se dieran a conocer informes técnicos elaborados por los responsables del Programa Merluza, a instancias del Subsecretario de Pesca los Consejeros aseguraron que “en los últimos años, como resultado de algunos cambios ocurridos en la dinámica de la operatoria de la flota pesquera sobre algunas especies marinas de valor comercial, se ha observado una mayor disponibilidad del recurso merluza común”.
Lo que concluyó es que era “oportuno establecer una disposición transitoria tendiente al aprovechamiento integral del recurso merluza común, como la disminución de la duración de las paradas biológicas”.
Finalmente decidieron reducir en un 20% las paradas biológicas para los años 2019 y 2020, estableciendo la parada efectiva en puerto en 40 días anuales para los barcos fresqueros, que podrá dividirse en hasta 4 períodos de duración no inferiores a 8 días cada uno; mientras que para los congeladores el término quedó en 60 días que podrán dividirse en 4 períodos de 12 días cada uno. (Fuente: Revista Puerto)

Gobierno de Chubut