Argentina pretende aumentar su producción de gas hasta poder exportar a los países de la región para 2020 o 2022, afirmó en una entrevista exclusiva con Sputnik el ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie. Esta nación sudamericana, “entre 2020 y 2022, va a ir alcanzando gradualmente un nivel de producción realmente sustantivo para poder suministrar gas a los países de la región”, sostuvo el canciller.
“Tenemos reservas que nos convierten en la segunda reserva mundial de shale-gas”, recordó el ministro en alusión al yacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén (suroeste).
El canciller se mostró “enormemente optimista” por un ritmo de producción “que avanza a un ritmo muy sostenido y que nos permitirá no depender de la importación de gas en dos años”.
Argentina podrá entonces “abastecer primero a los países de nuestra región, que son clientes naturales por la distancia, [dado que] les va a convenir comprarnos a nosotros que traerlo de un tercer destino más exótico”.
El gas que se extrae de Vaca Muerta “tiene además un precio extremadamente conveniente”, subrayó Faurie.
Más adelante, “en la medida en que podamos tener una planta licuidificadora de gas para poder exportar por barco a otros mercados, estaremos ofreciendo gas en el mercado internacional tal y como lo hacen Estados Unidos o Canadá”, puntualizó el ministro desde el Palacio San Martín, sede de la cancillería.
Se estima que el yacimiento de Vaca Muerta alberga además la cuarta reserva de petróleo no convencional más grande del planeta.

Gobierno de Chubut