Los preparativos del G-20 sumaron un nuevo foco de atención: los gobiernos de la Argentina y el Reino Unido ultiman detalles para anunciar la apertura de una nueva ruta comercial entre las Islas Malvinas y territorio continental argentino.
El nuevo vuelo conectaría el archipiélago con San Pablo con una escala mensual en Córdoba y se sumaría a la oferta comercial ya vigente a cargo de la aerolínea Latam, que une semanalmente Punta Arenas (Chile) con Mount Pleasant con una escala mensual en Río Gallegos, Santa Cruz.
Fuentes del Gobierno indicaron a que el proceso está “avanzado” y que solo queda pendiente la confirmación. “Queremos hacer un anuncio como corresponde. Probablemente se concrete durante el G-20, ya sea a nivel de mandatarios, cancilleres o embajadores”, sostuvo una fuente.
“Está en proceso y se avanza hacia eso”, señalaron, en tanto, cerca de la Casa Rosada.
La voluntad de los gobiernos de que se realice el anuncio al más alto nivel durante la cumbre dependerá, en parte, de la presencia de la primera ministra Theresa May , que tiene previsto viajar a Buenos Aires pese a su posición de debilidad por las negociaciones sobre el Brexit. La funcionaria tiene agendada una reunión bilateral con el presidente Mauricio Macri el viernes 30 por la mañana, el día que comienza la cumbre.
El acuerdo por la ampliación de la oferta comercial había generado un cortocircuito en julio, cuando los kelpers emitieron un comunicado en el que aseguraban que se había elegido a Latam para que uniera San Pablo con las islas, aunque la ciudad argentina en la que el avión haría escala estaba por definirse. Intransigentes, los isleños siempre se mostraron esquivos a aceptar que la nueva conexión hiciera escala en territorio continental.
En ese entonces y con evidente malestar, la Cancillería argentina había desmentido la versión y asegurado que la negociación no había concluido. En la misma línea se había expresado Latam, que indicó que todavía estaba a la espera de un acuerdo entre los gobiernos.
El nuevo vuelo desde y hacia San Pablo se trataría de la apertura de una nueva ruta desde 1999, cuando los gobiernos acordaron que hubiera una conexión comercial entre Chile y las Malvinas. A principios de este año, los gobiernos convocaron a una licitación para que las aerolíneas interesadas en cubrir el nuevo trayecto expusieran sus condiciones.
Voceros de Latam no confirmaron la versión e indicaron que siguen a la espera de que se resuelva la licitación a la que se presentó la compañía a principios de este año para que se les asigne la nueva ruta. En caso de que esa aerolínea vuelva a ser elegida como prestadora del servicio, como se cree que ocurrirá, Latam duplicará su oferta de vuelos con las islas y mantendría el dominio total de la conexión comercial.
La ampliación de la oferta comercial se trata de un salto político significativo en las relaciones entre el Gobierno y el Reino Unido, que iniciaron un proceso de acelerado deshielo desde 2016, cuando la entonces Canciller, Susana Malcorra , firmó con vicecanciller británico, Alan Duncan, una declaración conjunta que sirvió como hoja de ruta para afianzar el vínculo. La negociación siguió durante los meses siguientes a cargo del actual ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie.