Francisco De Narváez tomó la decisión de dejar de lado la posibilidad de financiar el desembarco en política de Marcelo Tinelli y ahora apuesta a un acercamiento con el peronismo de Sergio Massa y los gobernadores. El empresario y ex diputado sigue decidido a invertir en un armado político para volver al ruedo electoral el año próximo (en carácter de financista más que de figura), siempre con el objetivo de armar una alternativa a Cambiemos y lastimar a su enemigo personal, Mauricio Macri.