Los precios del petróleo seguían bajando el viernes durante los intercambios europeos para alcanzar su nivel más bajo en un año, en un mercado preocupado por una sobreabundancia de crudo a dos semanas de una reunión de los países productores.
El barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero pasó el viernes bajo los 60 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, por primera vez desde hace más de un año, vendiéndose a 58,80 dólares (-7,1%). El Brent es el crudo de referencia para la suba de precios en la Argentina.
A esa misma hora, el barril de WTI de referencia en Estados Unidos para entrega también en enero perdió un 7,1% respecto al jueves por la noche y se vendía a 50,42 dólares en los intercambios electrónicos del New York Mercantile Exchange (Nymex), su mínimo desde hace más de un año.
Los inversores están preocupados por la posibilidad de una sobreabundancia de petróleo en el mercado pocas semanas después de la aplicación de nuevas sanciones estadounidense contra Irán, que contaron con exenciones para permitir que varios países pudiesen seguir importando el oro negro de Teherán.
“Los movimientos de más de 1% en el precio diario del petróleo se han convertido en normales al final de esta semana y la volatilidad es elevada desde principios de noviembre. Esto muestra hasta qué punto el mercado del petróleo está nervioso”, explica Jasper Lawler, analista de London Capital Group.

Tensión en la OPEP

“Toda la semana ha sido muy difícil para los precios del petróleo, que han alcanzado nuevos mínimos en más de un año debido a la preocupación por una sobreabundancia de crudo y a los temores relativos al crecimiento mundial”, dice por su parte Lukman Otunuga, analista de FXTM.
Según este experto, muchos inversores siguen apostando a una baja de los precios del crudo incluso “a pesar de que los países exportadores de la OPEP podrían reducir su producción durante su reunión de principios de diciembre”.
“El WTI podría perfectamente caer bajo los 50 dólares a muy corto plazo”, advirtió.

La oferta supera la demanda

En una muestra palpable de que la oferta supera ampliamente la demanda, los stocks de crudo en Estados Unidos, primer consumidor mundial, aumentaron más de los previsto la semana pasada, según datos publicados el miércoles por la Agencia Estadounidense de Información sobre Energía.
Así que todas las miradas se centran ahora en la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el seno de la cual Arabia Saudita juega un papel preponderante.
Los ministros del cartel, que se reúnen dentro de dos semanas en Viena, deben analizar también con sus socios que no pertenecen a la OPEP, entre ellos Rusia, sobre los niveles de producción tan escrutados por los mercados.
Arabia Saudí, líder de la Opep, dijo ser partidario de reducir en un millón de barriles por día la oferta mundial. Pero al mismo tiempo, el presidente de Estados Unidos Donald Trump agradeció ostensiblemente a Riad por la caída de los precios. (Àmbito)

Gobierno de Chubut