Los bomberos voluntarios de Rawson cuentan desde esta semana con nuevo material y equipamiento para su cotidiana labor de cuidado e intervención ante eventuales llamados desde la comunidad.
A pesar de las dificultades económicas que enfrentan en la actualidad, y como resultado de un cuidadoso manejo de los recursos disponibles, se ha dispuesto priorizar las necesidades ante la próxima temporada estival, donde las demandas se diferencian habitualmente y requieren previsiones particulares por las características de los siniestros.
Para acompañar los pedidos del cuerpo activo, la comisión directiva resolvió afectar fondos provenientes del último subsidio acordado por el Ministerio de Seguridad de la Nación para los servidores públicos del país y aprobó la compra de nuevos mamelucos de rescate y herramientas varias para facilitar la actuación en incendios en el medio rural y garantizar el trabajo de los servidores públicos.