El sindicato de empleados de Comercio reabrió su paritaria y firmó ayer un 20% más de aumento salarial, que se abonará en tres pagos entre enero y marzo del año próximo, y se sumará al 25% que ya había acordado este año. “El ajuste salarial toma como base el sueldo de marzo de 2018, y será escalonado con un aumento del 7% a partir de enero, 7% en febrero y 6% en marzo -no acumulativos- alcanzando un 20% total”, informó el gremio que lidera Armando Cavalieri en un comunicado. Respecto del bono de 5.000 pesos que acordó la CGT con empresarios y el Gobierno, su negociación en el sector mercantil quedará sujeta a un “tratamiento diferenciado para las pymes, según la situación financiera que atraviesen”, se indicó. Además, en el acuerdo firmado hubo una cláusula especial para la provincia de Tierra del Fuego, a pedido de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), para evaluar los adicionales locales correspondientes. La paritaria mercantil es la más grande del sector privado, ya que alcanza a más de un 1.200.000 empleados. El acuerdo fue firmado por el sindicato junto con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). En junio pasado, el sindicato de Comercio había sido el primero en concretar una revisión del vigente acuerdo paritario y en esa oportunidad negoció con las cámaras empresarias una suba salarial del 10%, que se sumaba al 15% firmado en marzo. Pero ahora, aquel acuerdo volvió a quedar desfasada respecto de la inflación registrada por lo que se abrió otra negociación, pese a que la cláusula de revisión del sector mercantil originalmente se iba a discutir en enero del próximo año. A principios de noviembre, el gremio que encabeza Cavalieri había iniciado reuniones con las cámaras empresariales y las autoridades de la Secretaría de Trabajo para activar la cláusula de revisión prevista en el acuerdo paritario del sector y obtener así una mejora salarial. Con el propósito de “defender el poder adquisitivo de los mercantiles” y recomponer así los salarios, iniciaron entonces con la Secretaría de Trabajo, la CAME y la CAC la activación de la Cláusula de Revisión, que ayer lograron concretar. Esa cláusula tiende a renegociar un nuevo aumento salarial con vistas a los próximos meses, conforme a los índices inflacionarios que se actualizan.