Un caso de abuso sexual en el ámbito familiar terminó con el autor condenado a ocho años de prisión gracias a la intervención de los docentes de una escuela de Rawson que instaron a la realización de la denuncia penal a la vez que se montó todo el sistema desde el Estado y la Justicia para atender y proteger a las víctimas.