En el marco de la investigación judicial por la fuga que se desarrolló entre fines de 2015 y principios de 2016, la Justicia condenó hoy a Martín Lanatta a 10 años de prisión, mientras que su hermano Christian y Victor Schillaci recibieron una pena de ocho años. Esta sanción es producto de haber baleado a efectivos de Gendarmería en la provincia de Santa Fe, luego de haberse fugado del penal de General Alvear.

Los tres condenados siguieron el  proceso por teleconferencia desde el penal de Ezeiza, donde cumplen condena por la triple fuga. En tanto, la condena estuvo a cargo del Tribunal Oral Federal de Santa Fe (TOF), y los fundamentos serán dados a conocer en una audiencia prevista para el martes 28 de noviembre a las 17.

Por su parte, la presidente del TOF, María Ivón Vella, acompañada por los vocales Luciano Lauría y José María Escobar Cello, indicó que Martín Lanatta (46) fue hallado culpable de los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad, agravado por el uso de armas y lesiones graves agravadas por haber sido causadas para conseguir impunidad y contra un miembro de fuerzas de seguridad”, además de robo agravado y daño agravado.

En tanto, Christian Lanatta (43) y Schillaci (37) fueron condenados a 8 años de prisión como autores de “atentado y resistencia a la autoridad agravado por el uso de armas, robo y daño doblemente agravado”.