El presidente del Concejo Deliberante de Rawson, concejal Daniel Boillos (Hacer por Rawson) anuncio que, en el marco de las medidas adoptadas a partir de la denuncia efectuada por su par, Gisel Genoff (Convergencia Rawson) por la desaparición de un expediente, se avanzará en la conformación de una Comisión Investigadora que permita dilucidar que ocurrió con dicho documento público,
“Yo disiento con las calificacines de robo que se hizo. Para mí estamos ante la desaparición de un expediente que estaba en poder de un concejal. Es muy subjetivo decir que fue robado, para mi está desaparecido”, recalcó.
Y definió que, “para mi los concejales somos los responsables de los expedientes. Somos los que tenemos la responsabilidad de la guarda y tenencia de la documentación”, subrayó.
Boillos, analizando la trascendencia que le dio su par al hecho, sostuvo que, “desde mi punto de vista con un procedimiento interno hubiera alcanzado, porque de hecho, ante su denuncia, inmediatamente consultamos al asesor letrado para saber cómo proceder correctamente al tratarse de un instrumento público que todavía no había tomado estado parlamentario”.
Seguidamente se sumó a las voces de otros ediles -caso Dulio Monti- al sostener que, “se trata de un expediente que tiene importancia y no es menor. No se debe minimizzr porque no tenga tantas fojas. Es importante por la operación económica que implica, pues hay un ofrecimiento de tierras involucrado”, precisó.

Trámite administrativo

Debido a lo explicado Boillos confirmó que habiendo determinado los pasos a seguir, “solicitamos el rearmado del expediente al Poder Ejecutivo Municipal”.
Luego reiteró que, “vamos a tomar las medidas necesarias para que se arme nuevamente este expediente se produzca la oferta correspondiente y poder derivarlo a las comisiones”, dijo detallando los pasos administrativos que cumple dicho trámite.
Buscando una interpretación a lo sucedido, Boillos supone que, “como ha ocurrido tantas veces, los papeles se confunden, se traspapelan. Pero para dejar a todos tranquilos, “vamos a armar la comisión investigadora”, reiteró.
Desde el punto de vista del objetivo qué persigue quien se roba un expediente de estas caracteristicas, el concejal Boilllos consideró que, “lo único que puede provocar son incomodidades, porque tal vez se atrase su tratamiento y halla que agregar trámites, ó tal vez sea necesario tratarlo en una sesión especial o extraordinaria, esos serían los únicos perjuicios que esto hecho puede provocar”, conjeturó.

Pondrán cámaras de vigilancia

El presidente del Concejo Deliberante sostuvo que no han existido hechos de robo de expedientes o documentación en la sede parlamentaria municipal. “No obstante se adoptarán medidas para mejorar las condiciones de seguridad. Por ejemplo, se instalaran cámaras en los lugares estratégicos”, anticipó.
Y detalló que, en ese sentido, “ya comenzamos a tener los documentos en PDF y avanzamos hacia un Digesto propio para actualizarlo diariamente”, detalló.
Explicó que, al edificio, si bien es de acceso público, los ajenos al mismo si desean hacer algún trámite o ver a algún concejal, se anuncian en la entrada y de allí son derivados al lugar que necesitan concurrir.