Juan Grabois lanzó su espacio días atrás en Mar del Plata con un pedido concreto: que en 2019 vuelva Cristina Kirchner, pero que lo haga “sin los corruptos”. Desde la cárcel, Julio De Vido recogió el guante y se refirió al líder de la CTEP como un “vigilante” y “ortiva”, mientras que lo invitó al penal de Marcos Paz a aclarar los tantos.
Con una carta difundida en sus redes sociales, De Vido se refirió al acto de encabezó Grabois, a quien prefirió no nombrar porque aclaró que le da “asco” y que “ya tiene muchísima promoción en todos los medios”.
Al mencionar que el líder de la CTEP reclama “volver a un gobierno como el kirchnerista pero sin corruptos”, De Vido le contestó que se encuentra “detenido por causas truchas y armadas de supuesta corrupción, impulsadas, seguidas y carpeteadas por Macri, con el apriete permanente de Jueces y Fiscales, quienes a su vez hacen groseramente lo mismo, aplicando inconstitucionalmente en forma retroactiva la Ley del Arrepentido”.
“Solicito al mencionado jefe y orador que diga e indique con nombre y apellido a qué corruptos se refiere así cada uno podrá defender su buen nombre y honor -si es que a nosotros se refiere-, ante la justicia , demandándolo como corresponde”, lanzó De Vido, que además lo invitó a “aclarar” los tantos: “Lo espero en la UPF Nro. 2 Marcos Paz – Modulo 5 Pabellón 7, celda 5702, aquí encontrara un militante orgulloso de ser peronista, con nuestras virtudes y nuestros defectos, pero que jamás ortivó a ningún compañero”.
“Popularmente a su actitud se la define de una sola manera: ortiva”, precisó. A través de su cuenta de Twitter, Grabois salió a responder la carta del ex ministro: “Ni yo soy vigilante ni vos un héroe de la resistencia peronista”, afirmó e insistió en la necesidad de que no haya “corruptos” que acompañen a Cristina de ser candidata en 2019.
La figura de Grabois abre un debate interno en el kirchnerismo. Mientras que en un sector de La Cámpora cayeron mal sus comentarios -incluso como contó este medio, el líder de la CTEP buscó diferenciarse de ellos al aclarar que él no es “ningún soldado”- sobre todo molestó que lanzara a Cristina como candidata, cuando en la interna todavía sostienen que es probable que la ex Presidenta no busque encabezar la boleta.