La nena de un año estuvo todo el día encerrada en el vehículo con una temperatura inhumana y murió asfixiada en la localidad bonaerense de Santos Lugares. El padre sufrió un ACV hace un mes y no recordó haberla bajado del auto, cuando volvió, varias horas después descubrió a su hija muerta y se desató el llanto, conmocionado por lo que estaba viendo.

La madre de la beba declaró que el hombre, quien es su pareja desde hace diez años, había sufrido un ACV que lo tuvo internado en el Fleni para su rehabilitación. Por estos días trabaja como programador entre otras ocupaciones.

Los primeros peritajes demostraron que la nena murió asfixiada a las 12:30, después de pasar cuatro horas de encierro en el vehículo con 40′ de temperatura. La policía detuvo al padre, quien ahora se encuentra imputado en el homicidio culposo de su hija de un año.