La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich informó hoy sobre las áreas restringidas con motivo de la cumbre del G20, que se realizará en la Ciudad de Buenos Aires el 30 de noviembre y el 1° de diciembre próximos. Las medidas incluyen el cierre del Obelisco porteño e imponen la veda de actividades por tierra, aire y puertos.

Bullrich agregó que Seguridad envió mensajes a los que organizan manifestaciones en contra del G20, entre ellos a su vocero, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel , pidiéndole “un diálogo maduro, inteligente”.

En tanto, el servicio de trenes, subtes, colectivos y combis se verá afectado en diferente medida en la Ciudad de Buenos Aires. Los ferrocarriles no funcionarán el viernes 30 ni sábado 1, mientras que las estaciones cabecera de Retiro, Once y Constitución permanecerán cerradas, lo mismo que el Puerto de Buenos Aires, por lo que se afectará también a Buquebús.

El Aeroparque Metropolitano sólo operará con comitivas oficiales para la cumbre, por lo que estará cerrado desde el jueves 29 a las 15:00 y hasta el sábado 1 a las 22:00, mientras que El Palomar tampoco funcionará. El aeropuerto de Ezeiza seguirá operando normalmente, con un protocolo especial, para no afectar los vuelos comerciales.