El Gobierno nacional anuncio que unos 200.000 empleados de la administración pública nacional cobrarán un plus de hasta $6.000 en línea con el de $5.000 que pagará el sector privado. Mientras en algunas provincias han confirmado que lo pagaran, hay otras que están indecisas y el resto que definitivamente que no lo pagará. Las finanzas del estado de Chubut no estarían en condiciones de afrontarlo y la prioridad sería terminar con el pago escalonado de sueldos.
Entre las que pagarán figuran Santiago del Estero y La Rioja que desembolsarán $10.000; San Luis, con $9.000, Tierra del Fuego, $6.000, y La Pampa $5.000. Misiones y Formosa, en tanto, confirmado que pagarán un bono de $4.000. Y Río Negro que lo abonará, pero todavía no definió el valor.
“Esta ayuda es para los sectores más postergados, que han tenido un enorme aguante, han hecho un enorme esfuerzo para sostener la Provincia”, aseguró el gobernador de Misiones Hugo Passalacqua, quien confirmó que el bono será abonado en dos tramos: el 22 de diciembre se acreditarán 1.500 pesos, y el saldo el 6 de enero de 2018. Por otro lado agregó que “el pago del bono puede complicar a muchos intendentes que llegaron a fin de año con los números en rojo. No están obligados a pagarlo”.
Las provincias que todavía no han tomado una decisión son Buenos Aires, Córdoba, Santa Cruz y Neuquén.

Chubut no lo pagará

Las provincias que ya confirmaron que no lo pagarán son Santa Fe, Mendoza, Tucumán, San Juan, CABA, Salta, Corrientes, Jujuy, Chubut y Catamarca. Las cuatro primeras no lo harán porque incorporaron cláusulas gatillo en sus paritarias, el ajuste de los salarios está atado a la inflación y cerrarán el año con aumentos cercanos al 40% anual.
Tampoco pagará el bono el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que acordó en septiembre con el Sutecba una actualización de la paritaria de 13 puntos en tres cuotas (la última a pagar en diciembre), que la llevó a un 25% en el año.
Salta, finalmente, asegura que no puede afrontar el pago extra. “No estamos en condiciones de pagar $5.000. La verdad es que no, y eso que estamos cerrando el año con equilibrio fiscal”, afirmó el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.
“La incidencia de salarios en los gastos provinciales es muy alta”, dijo y destacó que “esta medida requiere de una mínima evaluación de cómo funciona la actividad económica. Estas cosas habitualmente no dan buen resultado. Hay que mirar actividad por actividad. Así es cómo se empiezan a generar distorsiones”.

Financiamiento para las PyMEs

En tanto, el Ministerio de Producción y Trabajo anunció una nueva línea de financiamiento a tasa subsidiada por $22.000 millones, para aliviarle a las pymes el pago del bono de $5.000 de fin de año.
Será un plan de una línea de descuento de cheques para capital de trabajo, tendrá vigencia hasta el 28 de febrero próximo y la tasa final, bonificada por el ministerio, es 38% para bancos públicos y 45% para privados, con un plazo de hasta 90 días.
El financiamiento estará a cargo de once bancos que suscribieron el acuerdo que son los oficiales BAPRO, el Banco de Córdoba y el Banco Ciudad, por el lado oficial.
Los bancos privados que participarán del programa de financiamiento son el Francés, Santander, HSBC, Patagonia, Supervielle, Macro, Galicia, y Credicoop.
El ministro de Producción, Dante Sica, admitió que “la coyuntura no es fácil, y que es aún más difícil para las pymes, pero estamos convencidos que después de este proceso la economía va a estar más sólida y las Pymes van a tener una macro estable”.
“Necesitamos que todas las partes hagan un esfuerzo para poder salir adelante y superar este momento”, dijo el ministro.
El bono de pago obligatorio de $5.000 dispuesto por el Gobierno fue duramente criticado por las pequeñas y medianas empresas al advertir que muchas no podrán pagar la remuneración extra.

Plan “Diciembre en paz”

El Gobierno nacional quiere un diciembre en paz. Y en pos de lograrlo comenzó a articular, en el marco de la crisis económica, una serie de medidas para contrarrestar cualquier tipo de manifestación en contra. El objetivo es claro: consolidar un blindaje social que disminuya la conflictividad a un nivel mínimo.
Con ese norte, negoció un bono de $5.000 con la CGT y el empresariado para cubrir las demandas del sector privado, que plasmó en un decreto, publicado este martes. Y este viernes confirmó que extendió el beneficio de esa suma a los estatales, a quienes también otorgó un aumento del 10%.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, no anduvo con rodeos: dijo que el bono fue “para bajar la conflictividad laboral que se venía”.
“Acá hay claramente un año en el que el salario perdió contra la inflación, y hay que decirlo con todas las letras, sin lugar a dudas. En consecuencia, en todos los ámbitos laborales había discusiones acerca de cómo se podía disminuir esa pérdida del poder adquisitivo”, dijo el funcionario. Por eso, calificó que los $5.000 fueron “una solución”.
Ahora la incógnita es si el Poder Ejecutivo ampliará su estrategia de contención y otorgará una suma fija similar a los titulares de 11 millones de jubilacionaes y beneficiarios de planes sociales, quienes sufrieron una brusca baja del poder adquisitivo.
Una de las dependencias a cargo de las negociaciones es el Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley. Desde esta cartera están en plenas tratativas con los movimientos sociales, que ya advirtieron que de no lograr una suma de dinero que compense la escalada inflacionaria multplicarán sus protestas.
Las organizaciones reclaman un bono y un aumento de emergencia para los beneficiarios de 4 millones de planes de asistencia social, junto con un refuerzo alimentario para los comedores. El objetivo es compensar la pérdida del valor de las asignaciones, que aumentaron un 25% en el año.

Nación adelanta el aguinaldo y el bono a los estatales

El Ministerio de Hacienda anunció este viernes que se adelantará el pago del medio aguinaldo y del bono de fin de año de $5.000 para los empleados públicos nacionales.
La decisión la comunicó la cartera que conduce Nicolás Dujovne. Según informó la cartera de Hacienda, la medida será para todo el personal de la Administración Central, Organismos Descentralizados y Empresas Públicas del Estado Nacional.
Y estableció el siguiente cronograma de pago: Administración Central y Agentes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad: miércoles 12/12. Organismos Descentralizados: jueves 13/12. Empresas Públicas: viernes 14/12.
Los estatales están alcanzados por el bono 2018, luego de que la Casa Rosada llegara a un acuerdo con el gremio Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) para otorgar una suma extra de $5.000 remunerativo que se pagará en diciembre en una sola cuota, más un incremento de la paritaria del sector del 10% en dos tramos: enero y febrero.
Se trata de la cuarta suma fija que se incorpora al salario de los trabajadores estatales. En junio y octubre habían sido de $2.000 y este mes de $4.000.
La negociación paritaria de este año para el gremio había incluido además un 15% de incremento, un aumento de 15% de bonificaciones por presentismo. Por otra parte, el acuerdo incluirá una ampliación de la paritaria, que será de 10% pagadero en dos cuotas de 5% en enero y febrero.
La decisión del Gobierno tiene un doble objetivo. Por un lado, traer un poco de “paz social” en el sector público e impulsar el alicaído consumo y, por el otro, dra una señal a distintos sectores privados que se resisten a pagar el plus de $5.000 en dos cuotas dispuesto por el presidente Mauricio Macri para compensar la pérdida del poder adquisitivo de los asalariados.

Gobierno de Chubut