Bajo la coordinación de Paola Ferradas y con el equipo de profesores de la disciplina, el Mini-vóley cerró su temporada 2018 de encuentros con una multitudinaria reunión deportiva en el Gimnasio Municipal Nº4 de Comodoro Rivadavia.
Estuvieron presentes la escuela anfitriona, junto a los Municipales 1 y 3, Club Huergo, y los representantes de los barrios Laprida, Palazzo, Kilómetro 5 y Ciudadela.

Evento de cierre de año
El pasado fin de semana cerró el ciclo de actividades sistemáticas anual para el mini-vóley, con la coordinación de Paola Ferradas y los profesores de la actividad en las distintas sedes de zona norte y sur de la ciudad, con el apoyo del Ente Autárquico Comodoro Deportes y Dirección General de Deportes municipal.
“Estamos muy felices porque se trabajó muy bien durante el año, junto a los profes y la familia que acompañó. Pudimos hacer varios encuentros a lo largo del año, y cerrar de esta forma, con el gimnasio lleno y el acompañamiento de los padres, la verdad que nos pone muy contentos”, comentó Paola Ferradas, referente de la actividad, que crece año a año con encuentros en diversos gimnasios de toda la ciudad, y con la inclusión de diferentes sedes.
En este año estuvieron presentes los gimnasios Municipales Nº1, Nº3, Nº4, Club Ingeniero Luis Huergo, los barrios Laprida, Próspero Palazzo y Kilómetro 5, además de Ciudadela que se sumó a la iniciativa hace pocos meses.
“Durante el año trabajamos mucho con los profesores, en la logística que es lo más complicado. Implementamos poder cobrar entrada y con ese recurso adquirimos redes de 30 metros, que facilitó el armado de las canchas. Este es nuestro cierre, aunque queda una semana de actividad sistemática, y para el año que viene tenemos un montón de ideas y propuestas. Queremos para el año que viene hacer un campamento de vóley, que este año no se pudo dar pero queremos concretar para el 2019”, destacó Ferradas.

DXTV