Por Guillermo Laborda*

El verdadero “superclásico”, con implicancias políticas y económicas, es el que ya enfrenta al gobierno con los gremios kirchneristas. La tensión irá en ascenso en función de la cercanía de las elecciones presidenciales. Los gremios K tienen como punta de lanza a los aeronáuticos y suman a los bancarios capitaneados por Sergio Palazzo, SUTEBA del preceptor Rodolfo Baradel y, en el banco de suplentes, se encuentra el clan Moyano. La decisión oficial es ir a fondo contra su tradicional rival y en este marco se entiende también la salida de Jorge Triaca del ex Ministerio de Trabajo. No hay más margen para el diálogo.
También en este contexto se entiende que desde el gobierno no se haya aplicado la “Conciliación Obligatoria” en el reciente paro de los aeronáuticos contra Aerolíneas Argentinas y Austral. Esa medida, que obliga a una tregua por 15 a 20 días entre las partes, se la está guardando el ministro Dietrich para aplicar a mediados de diciembre, de manera tal de evitar medidas de fuerza en Navidad y Año Nuevo. Descuentan así que los enfrentamientos se mantendrán por varias semanas, meses, y más. “No hay una guerra a todo o nada: esta batalla termina con las concesiones de privilegios como que los pilotos tengan tres noches de descanso en vuelos internacionales y otras de ese estilo” señalan fuentes oficiales. “Aerolíneas Argentinas es la única aerolínea de la región que recibe asistencia financiera del gobierno y es la única que tiene una pérdida antes del pago de impuestos en el mundo” agregan.
Otro gremio K, los bancarios, ya acordaron incrementos de 40% pero aún amenazan con protestas en la banca pública. Su poder de fuego es limitado. El “home banking” los frena más que el propio gobierno. La máquina al fin y al cabo es la peor enemiga del gremio. Un dirigente PyME relató a La Política Online que un equipamiento que acomoda huevos en una caja cuesta 30 mil dólares. No cobra adicionales, cargas ni se afilia a sindicatos. Una pantalla táctil para hacer pedidos en una cadena de comida rápida puede hacer perder 20% de la dotación de personal por cada sucursal.

¿Y cómo seguirá la ´gran movilizada´?

Los mercados siguen sintiendo el riesgo político en ascenso. Ahora se comienza a ver en el tipo de cambio tímidamente. Ya se percibía en el riesgo país, indicador que ahora está más cerca de los 700 puntos que de los 800. El dólar en torno a los 40 pesos pasó de estar en el piso de la banda de flotación, a ubicarse en la zona media. Complicó además el contexto regional, con el dólar subiendo en Brasil, México. Las tasas están en el 61%.
El BCRA va camino a sobrecumplir por segundo mes consecutivo su objetivo de crecimiento nulo de la base monetaria y seguirá monitoreando atentamente el mercado monetario para absorber todo exceso de liquidez que pudiera existir. Es la promesa de Guido Sandleris. Cualquier desborde del dólar hacia arriba, se corregirá con más tasa de interés. La economía en el interín sigue sufriendo. Los sectores dependientes de las ventas en cuotas, son los que más lo sufren, como autos, motos, electrodomésticos, que en noviembre muestran desplomes de 50% en ventas de unidades.
La pregunta más repetida es: ¿cómo llega la economía para las elecciones presidenciales? La respuesta pasa en gran parte por la estabilidad cambiaria.

Los cálculos del asesor

En el gobierno miran las encuestas y notan que la imagen de Mauricio Macri, baja por cierto, está muy cerca de los niveles en los que se hallaba al inicio de la campaña por las elecciones legislativas del 2017. Tiene que pegar una fuerte recuperación para poder repetir triunfo. La regla de oro “duranbarbiana” es la siguiente: en cada mes de estabilidad cambiaria, Macri recupera dos puntos de imagen. Por ello la clave política de la estabilidad cambiaria, que en definitiva es la des-inflación.

El fallido “Superclásico” tuvo su primera víctima política también con miras al 2019. Es Rodolfo D´Onofrio. El radicalismo lo estaba promoviendo junto a Facundo Manes. También buscaban sumar a Juan Carr. Las corridas en los pasillos del Monumental, lo corrieron de la campaña.

El informe del oso

El tradicional informe del “oso” vino contagiado de la decepción en el fútbol. La República perdida. Así es como definió este ejecutivo de banca privada que se camufla detrás de ese seudónimo a la situación actual del país. Obviamente pasó revista también a lo financiero, tanto doméstico como internacional. Según el “oso”: “1) Las acciones norteamericanas tuvieron su peor semana de Acción de Gracias desde el 2011; el petróleo bajo 11%; el bitcoin sigue en caída libre y toco 3.675; los índices volvieron a sus mínimos de octubre; el indicador de Goldman Sachs (Bull/Bear risk indicator) está en niveles de 73 algo que no sucedía desde fines de los 60 principio de los 70; 2) en Europa se pusieron de acuerdo y aprobaron el Brexit; ahora deben votar sin cambios en el parlamento Ingles; de no ser así iríamos a un final poco feliz; 3) en Brasil la novedad es que Odebrecht anunciaría que está en conversaciones avanzadas con sus bonistas para una reestructuración amigable de su deuda buscando evitar la quiebra; veremos si la misma tiene consenso ya que la empresa está vendiendo muchas cosas entre ellas su participación en Braskem que vale cerca de u$s 4.500 millones aunque gran parte está en garantía; 4) en Argentina pasamos de qué haría el BCRA con el dólar tocando la banda inferior a un salto semanal del 4%, y esta semana comenzó con un alza de casi 3%; lo que llamó la atención fue la velocidad con lo que lo hizo; ¿será solo una corrección o irán por mas con tasas en el 60%? Veremos si los que entraron últimos no se asustan, sumado al posible gravamen a los plazos fijos y toda la incertidumbre política; 5) esperemos que esta semana termine en paz y que el G20 sirva para algo; caso contrario, será otra mancha mas al Gato que quería hinchada visitante en el partido del siglo que no se pudo jugar; definitivamente somos una Republica perdida; serán pocos o muchos pero mientras no se solucione la raíz del problema, seguiremos padeciendo como sociedad”.

Fuente: *Director de Bank Magazine. Master en economía de la Universidad del CEMA. Columnista de LaPoliticaOnline