El petróleo bajó este viernes para coronar su peor mes en 10 años a una semana de una reunión de la Opep en que la que discutirá cómo enfrentar la sobreoferta mundial de crudo.
El barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero bajó 80 centavos a 58,71 dólares en el mercado de Londres. En el de Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI), también para enero, cedió 52 centavos a 50,93 dólares.
Los dos tipos de crudo se derrumbaron 22% en noviembre; algo inédito desde 2008.
“Hemos sufrido una sucesión de malas noticias para los países exportadores de petróleo”, reaccionó Andy Lipow de Lipow Oil Associates.
Señaló que meses atrás esos países aumentaron su producción al acercarse sanciones de Estados Unidos a Irán que excluirían de los mercados a ese miembro de la Opep. Empero, las sanciones fueron atenuadas y el mercado quedó con una elevada oferta, indicó.
Ahora “si no se decide bajar las extracciones en al menos un millón de barriles por día, los inversores se decepcionarán mucho”, afirmó.
El tema será el eje de las discusiones que sostendrán en Viena el jueves y viernes próximos los países de la Opep y una decena de otros productores, entre ellos, Rusia. En ese encuentro analizarán si desde el mes entrante reducirán su producción.