El presidente Mauricio Macri hizo referencia hoy a los disturbios que se ocasionaron previo al partido que debían disputar el sábado River y Boca por la Copa Libertadores. Al respecto, el mandatario aseguró que la decisión del Gobierno Nacional es “ir a fondo” con la investigación para encontrar a los responsables de la agresión al colectivo que trasladaba al plantel xeneize hacia el Monumental.

Además, aprovechó sostuvo que “necesitamos que los jueces, los fiscales, las fuerzas de seguridad y cada uno de nosotros como ciudadanos trabajemos en conjunto para terminar con la violencia. No me voy a resignar”.

Macri, además, consideró que la suspensión de la Superfinal de la Copa Libertadores es algo que “nos abochorna a todos los argentinos” y se refirió al operativo de seguridad para el G20. “Hay mucho por hacer, estamos trabajando para lo que viene y que es muy importante para todos los argentinos, nunca en la historia hubo una cumbre de líderes como esta, que es una muestra de apoyo a la Argentina”.