El Gobierno dio por cerrado el debate con los gobernadores por el presupuesto 2019. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, les transmitió a los mandatarios peronistas que no habrá cambios en el proyecto de Presupuesto aprobado en la Cámara de Diputados.
La Casa Rosada clausuró el reclamo de un grupo de gobernadores peronistas que exigía una compensación de 100.000 millones de pesos por la quita del Fondo Sojero y ratificó la fecha para sancionar la ley de leyes: el 14 de noviembre se votará en el recinto del Senado sin más vueltas.
Ese rechazo tajante del oficialismo al nuevo pedido de los gobernadores del PJ llegó por dos vías y bajo el visto bueno de Mauricio Macri. Desde China, donde se encuentra en viaje oficial, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, mandó a decir al grupo de gobernadores encabezado por el santiagueño Gerardo Zamora que no habrá lugar para el nuevo reclamo. Y por el otro lado, el presidente provisional del senado, Federico Pinedo, le transmitió al jefe de bancada peronista, Miguel Pichetto, que la fecha de sesión para tratar el presupuesto será el 14 de noviembre como estaba previsto y esto es “inamovible”.

Chubut también reclama

De esta manera, el Gobierno y todo el bloque de Cambiemos no se movió un ápice pese al reclamo que en las últimas horas hicieron los gobernadores Zamora, el formoseño Gildo Insfrán, Rosana Bertone de Tierra del Fuego; Lucía Corpacci de Catamarca; Mariano Arcioni de Chubut; Sergio Casas de La Rioja y los vicegobernadores de Tucumán, Osvaldo Jaldo, y de Chaco, Daniel Capitanich.
Esta semana, el gobernador Mariano Arcioni se reunió en Buenos Aires con el presidente de la bancada justicialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto, y con otros siete mandatarios provinciales, y en la ocasión decidieron “avanzar fuerte en el trabajo de recuperación del Fondo Sojero, recientemente eliminado de manera injusta por el Gobierno Nacional causándole una gran pérdida de recursos a todas las provincias y municipios de la Argentina”, desafió el chubutense.
En tanto, ayer desde el gobierno nacional dejaron claro que ese punto está fuera de discusión o negociación posible. “No hay ningún margen de discusión del Fondo Sojero. Esto forma parte de un acuerdo integral que incluye el presupuesto en sí, la adenda al Consenso Fiscal 2019 y el mecanismo para compensar a las provincias. Para nosotros es un tema cerrado”, dijo un funcionario allegado a Frigerio.

Fondos para frenar enojos

De esta manera el ministro del Interior deslizó a los gobernadores del PJ que el Gobierno ya está cumpliendo con el acuerdo de compensación por la eliminación del Fondo Sojero de este año.
Desde la Casa Rosada aclararon que el Gobierno ya hizo el primer pago de las 4 cuotas de esa compensación de los 4.100 millones de pesos. En este esquema ya se había acordado con el presidente Mauricio Macri y la mayoría de los gobernadores que las provincias recuperan el año que viene parte del Fofeso con los reintegros de exportación que son de alrededor de 20 millones de pesos.

Apuro para enviar un gesto al FMI

Por otra parte, el senador Pinedo le comunicó a Pichetto la decisión “inamovible” de tratar el proyecto de presupuesto 2019 el 14 de noviembre para sancionarlo de una vez y cumplir así con el pedido de Macri de tener aprobadas las cuentas del año que viene con una proyección de déficit cero.
Esto tiene una explicación clave: la intención del Presidente es mostrar al FMI y a los presidentes del G20 que se reunirán en Argentina a fines de noviembre que el país marcha hacia “un esquema más equitativo y sustentable” en su economía. Cualquier modificación al presupuesto en el Senado implicaría que el proyecto vuelva a ser tratado en Diputados y con ello el Gobierno dejaría de cumplir esa meta que se fijó Macri de cara al G20.
Para ratificar la idea de no mover la fecha de la sesión para la aprobación del Presupuesto, en Cambiemos recordaron que Pichetto prometió que la Cámara alta aprobará el proyecto para que los propietarios de vivienda única no sean alcanzados por el impuesto a los Bienes Personales como una concesión que dio la Casa Rosada para debatir cuanto antes el presupuesto.

Ceden cambios en Bienes Personales

“Vamos a modificar Bienes Personales para proteger a los propietarios de vivienda única”, sentenció Pichetto respecto del proyecto de ley alternativo que presentó para morigerar el impacto de los cambios en ese tributo que propuso el Gobierno. Así, el bloque de Cambiemos se aseguró el apoyo del PJ al Presupuesto 2019.
Además, en el Senado los legisladores de Cambiemos están convencidos de que cuentan con número suficiente de votos y que la rebeldía de un sector “minoritario” del PJ no hará gravitar la aprobación del proyecto.
En la Casa Rosada aseguran que el acuerdo con los gobernadores tejido durante varios meses consistía en compensar con ingresos de la exportación la quita del Fondo Sojero y que además se avaló en la adenda del Pacto Fiscal una extensión de cobro de impuestos provinciales.

Ya calmaron a la leona

La negociación por el presupuesto hizo que el gobierno nacional debiera ceder en varios puntos ante demanda de fondos por parte de provincias gobernadas por peronistas, pero el recorte parecía golpear de lleno a la Provincia de Buenos Aires, y su gobernadora no ocultó el malestar ante la Casa Rosada.
Pero ayer, María Eugenia Vidal, acompañada por su mano derecha, Federico Salvai, y por el ministro de Economía bonaerense Hernán Lacunza, se reunió en Casa Rosada con Marcos Peña y Nicolás Dujovne, para llevar su reclamo de actualización del Fondo del Conurbano, que por efecto de la devaluación del peso y la suba del dólar se redujo unos $19.000.
Así, luego del encuentro, la gobernadora obtuvo el compromiso por parte de los funcionarios nacionales de que será compensada por la depreciación que demanda sobre los fondos.
En la negociación, que se llevó adelante en el despacho de Peña, se resolvió que gran parte del resarcimiento se efectivizaría el año próximo, pero esa suma no llegará toda en efectivo, sino que buena parte será elevado en obras hídricas y viales, que son de gran necesidad para la provincia de Buenos Aires, sobre todo debido a la generación que produce en materia de empleo directo.
También se consideró en la reunión, la posible compensación a través de la disminución de la deuda de Buenos Aires con la Nación. Lo cierto es que se decidió continuar pronto con los encuentros para avanzar rápidamente hacia la concreción de lo conversado.
Con todo, los gobernadores peronistas patalearon y para dar sus votos por el presupuesto y lograron más recursos. Vidal también hizo su berrinche y la calmaron con 19 mil millones.
“Siglo veinte, cambalache, problemático y febril”, dice el tango; el mismo que reza que “el que no llora, no mama”, y algunas otras cosas más.