Y a propósito del Presupuesto, la ministra de Educación salió a defender lo asignado para esa área, lo que no explica concretamente es que el grueso del número que le compete irá derecho a sueldos y que en realidad, inversión lo que se dice inversión en educación, es realmente escasa en relación al aumento de la masa de educandos que crece año tras año. De hecho, más del 70% de los pedidos de informes referidos a ese ministerio por complicaciones edilicias en escuelas o incluso falta de elementos para funcionar, no han sido contestados y esperan un empuje de optimismo como el que se patea para 2019.