Por Juana de Arco*

A lo largo la historia muchos políticos, con programas opuestos, se han reunido para intentar llegar a acuerdos. Ayer hubo dos definiciones concretas: Arcioni metió los Decretos 1007/18 y 1009/18 a través de los cuáles adelanta las elecciones en Chubut. Tal fue el apresuramiento del tranco que varios enfilaron para el fondo a la derecha con papel en mano, porque tiempo lo que se dice tiempo, en estos caso no queda. Respirar hondo y relajarse es lo más conveniente en términos políticos. “O sea que estamos con suerte a tres meses de las PASO y a cinco de las generales?, preguntó uno que cruzaba las piernas nerviosamente e incontinencialmente evidente. “–Y sí”, le confirmó otro que mas mirador de contextos, había comprobado que había un atrio de servicio y los primerió a todos.
La rosca chica del frasco grande, no se hizo esperar. Cuando comenzó a bajar el sol, en el Pueblo de Luis (y de Chico Espina), una caravana disimulada por las afueras del territorio donde los sauces lamen las aguas dulces que ampliarán el océano, terminó uno a uno recalando en la recoleta residencia del ex vicegobernador Gustavo César Mac Karthy. El anfitrión había dejado el auto a varias cuadras como para mostrar la señal de que sí estaba, sólo para los que manejan las intrincadas contraseñas del peronismo valletano.
“Abichuelas cocidas?”, preguntó una voz desde el portero mientras que del otro lado le estampaban sin completar el santo y seña, “Soy Carlitos “. Linares, el alcalde de la Capital del Petróleo, no llegó volando. Ya estaba en la zona y a sabiendas de los labrados que se venían el primer lunes de noviembre. Para esa hora, de la mesa chiquísima que se juntó, uno a uno habían completado el rito del amontonamiento superviviente que en idioma justicialista se denomina “unidad”, en la casa de “Kukito”. Ya estaba adentro el actual intendente de Trelew, Adrián Maderna, y las sombras ya no requerían el sigilo de la primer ola de deslice fino. Era momento entonces de la avanzada`lobbyzona´, de esos que perforan la escena con una sola mirada y le agregan supuestos por las dudas; por eso antes que tocara siquiera la puerta, se escuchó el murmullo que confirmaba la llegada del `turco´ Yauhar. Posiblemente una de las figuritas más difíciles de entrar en esta ensalada de apuro para comer de parado. No olvidar que él y Linares son aún los bastiones que conviven asiduamente con la estructura kirchnerista nacional, por lo tanto juegan en varias canchas a la vez. Hubo otros actores que también hablaron en esa mesa. Pero pasadas las 19,50 hs minutos después de la llegada de NY, Maderna fue el primero en retirarse.

El punteo de lo urgente

Los temas insoslayables abordados entre los muros pasteles que cultiva el mackarthismo, fueron básicamente dos importantes: Primero, el apuro que surge de convocar al aun pendiente Congreso Provincial Partidario ya que el sello está en términos de participación, renovación y cohesión, atado con alambrín, y hay por lo menos a la fecha diez Consejos de Localidad acéfalos, como para empezar a analizar. Y en ese marco avanzar con la “amnistía” que significa ni más ni menos que rehabilitar a Mac Karthy y sus legisladores y a Ricardo Sastre que volvió a afiliarse hace rato. La Segunda cuestión, fue el delineo somero de un posible mapa de candidaturas con el anexo necesario para negar todo y que parezca una operación enemiga. Esto como para salvaguardarse del envenenamiento de los propios, y salvar las ropas ante un electorado frente al que siempre quieren mantener el impávido tono políticamente correcto que no tolera sonrojamientos posibles.

La segunda mesa chica

Cómo si fuera poco, Adrián Maderna que se retiró temprano enfiló derecho para Rawson, y por atrás cayó Ricardo Sastre. Son dos de los que están en gestión con caudal propio de militancia, pero en el caso del madrynense con una remontada constante en las encuestas que viene implicando que el arcionismo obligadamente deba intentar, o bien neutralizar o definitivamente sumar a Sastre, si es que aspira a retener la gobernación. En esta otra reunión que presuntamente no arrastraba mensajería incluida, se sentaron Arcioni, Sastre, Maderna y “Loma” Ávila de Petroleros Privados en Fontana 50 (los nombrables, por lo menos, de interés para el relato comunitario).
Es de entender que lo que el PJ planea, se tradujo de algún modo en lanzamiento de presunta candidatura: la fórmula Arcioni-Sastre (Comodoro-Madryn), con por lo menos una primera diputación remada por Adrián Maderna (Trelew) secundado por una mujer que sería la próxima definición inmediata. Detrás está el entretejido del progresismo que no termina de armarse con Massa y esa Alternativa Federal que deplora de plano la participación de Cristina en cualquier boleta o estampita posible.
Con este esquema, Ricardo Sastre dejaría el camino allanado para que su hermano Gustavo si pueda jugar fuerte y con las condiciones que ya viene mostrando a la intendencia de Puerto Madryn. Y con este esquema también, los que quedaron afuera –por ahora- con cara larga serían Carlos “Ganso” Eliceche, Martín Buzzi, y Aidar Bestene, el dueño de “El Mecanismo”.

Un título sospechosamente entusiasta

Toda esta novelesca de referentes que se movió con tanto sigilo, no viene labrando desde ahora, sino desde hace rato. Lo que si causó un poco de gracia, fue el nivel de solapamiento que terminó en el más fuerte secreto voceado antes de medianoche en casi toda la provincia. Cómo si se tratara de una conspiración de un grupo de demócratas listos para derrocar o negociar con Donald Trump, pese al sigilo, ese misterio labrado en pueblo chico, se cocinó en infiernillo grande de `corre, ve y diles´ que terminaría siendo la portada del principal diario trelewense de sesgo peronista, el nunca bien ponderado Jor-Nada. Con letra de molde, a dos líneas y como título central, el exdiario de Jorge Aidar Bestene o ahora de Héctor González (Luz y Fuerza de la Patagonia) dio por sentada la fórmula Arconi-Sastre con tapa y todo en la línea del pajarito azul, antes que saliera incluso en soporte papel. ¿Porque tanto entusiasmo? Puede ser que en tren de desconocimiento fuera una de las típicas ostentaciones de contar con una primicia de mesa chica, que en tiempos de redes sociales y en términos periodístico, es igual que atrapar un gas en una canasta. Aunque mucho más probable es que fuera una `parrilla´ paralela para cocinar un acuerdo que estaría en marcha, pero que aún hay que adobar con más peronismo si se quiere cocinar del todo. Para los que se quisieron ir despegando de tanta fanfarria la frase célebre fue que se trataba de un “Danielazo típico”, endilgándole la coincidencia periodística a las acostumbradas operaciones del cirujano comunicacional del poder, Daniel Taito.
Tanto pero tanto fue el apuro de Jor-Nada por ganar en una, que el “Galenso” le reprochó a algún que otro medio del Golfo, nada menos que la `paternidad´ de “La” noticia y hasta reclamó se citara fuente, pero no se percató que la tapa que estaba retuiteando tenía un error de `opereta´ punteril dramática, decía “Lunes 6”. ¿O Lunes 5 o Martes 6 muchachos? Lo que generó alguna que otra confusión casi confesional en la tropa peronista, o que el matutino sigue sin corrector, o que esto estaba bastante cocinadito a fuego lento desde hace rato.
El hegemónico valletano “El Chubut”, más descolocado que radical sin interna, tituló más sobriamente: “Sastre dispuesto a ser el vice de Arcioni”. Es que esta jugada le empantana todo el berenjenal radicheta y le obliga a replantear sueños y perspectivas hasta el más `ilustre´. Con un “Lilito” Cimadevilla más desbocado que nunca empecinado en quedarse con la presidencia del partido y un Menna que tranquilamente puede disfrutar dos años más de una banca que le va cimentando poder y dinero, con qué necesidad y cara los históricos boinas blancas van a salir a hacerse cargo de la alianza Cambiemos, poniéndose al hombro los chicos PRO y encima enfrentando el aparato del establishment, que no solo construye poder sino que además lo banca y que en definitiva gobierna Chubut hace rato. Aunque esta vez y tal como lo anunció este Diario y no otro, hace más de diez años, concretando “El Eje Político y Económico” Comodoro-Madryn. Una premonición literata que circuló en papel, con 24 páginas semanales, allá cuando Das Neves quería ser presidente y dejó de mirar para adentro de este mapa. Un barrunto que modificó los polos de mando y que ahora ya se convirtió en fórmula concreta. Esas si fueron primicias, querido Pablo.

*Soy Juana de Arco, amiga y aprendiz de Juan de la Sota, y ceniza de tantos…