COMODORO RIVADAVIA – Florencia Rodríguez no le dejó cumplir los 22 años en libertad a su hermano Nahuel, quien los celebraría este miércoles. El joven gozaba de salidas transitorias y no había vuelto a la Alcaidía Policial desde marzo pasado, pero se encontraba con pedido de captura vigente y hasta el momento no había podido ser detenido por la Policía. La mujer se comunicó a la guardia de la Seccional Sexta para pedir presencia policial en Calle 552 del barrio San Cayetano, donde les advirtió a los policías que les iba a “entregar un prófugo”. Los uniformados fueron hasta el lugar y detuvieron a Nahuel Rodríguez, que no había regresado a la Alcaidía luego de una de sus salidas transitorias. La denunciante pidió ayuda a los efectivos para retirarlo del lugar, ya que estaba cansada de situaciones que el joven protagonizaba. Se constató luego que tenía un pedido de captura dispuesto por el juez penal Alejandro Soñis. Los efectivos de la Seccional Sexta también consultaron a sus compañeros de la Alcaidía Policía y constataron que efectivamente Rodríguez en el mes de marzo aproximadamente salió de esas instalaciones donde estaba alojado cumpliendo condena con el beneficio de salidas transitorias y no regresó. En la entrega pactada tomó intervención el Ministerio Público Fiscal. Rodríguez fue uno de los jóvenes que golpeó y asaltó en el barrio San Cayetano a un abuelo de 82 años en la navidad de 2014.