El Gobierno convocará a referentes de organizaciones políticas y sociales para lograr “un acuerdo” tendiente a que puedan realizar protestas durante la Cumbre de Líderes del G-20 pero de una forma que permita “aislar a los que quieren realizar acciones violentas”. “Vamos a plantearle a las organizaciones que tienen una tradición de movilizaciones en la Argentina un acuerdo para que puedan disponer, por supuesto, de sus ideas, de sus palabras, de lo que quieran expresar y aislar a los que quieren tener acciones violentas”, sostuvo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En ese sentido, la funcionaria precisó que esa convocatoria también contará con la participación de otras autoridades nacionales, principalmente la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y con integrantes del Gobierno porteño. Durante un acto que compartió con el embajador la República Popular China en Buenos Aires, Yang Wanming, la ministra insistió en la necesidad de reducir al mínimo posible todo el movimiento en la Ciudad de Buenos Aires durante la Cumbre de Líderes del G-20, para lo cual el Gobierno emitió un decreto que declaró feriado el viernes 30 de este mes: “Toda persona que pueda irse de la Ciudad, que pueda movilizarse
caminando y no en auto que lo haga”.

En ese sentido, advirtió que habrá “muchas zonas de restricción” para la circulación porteña y adelantó que el próximo martes el Gobierno dará a conocer qué calles permanecerán cortadas al tránsito: en la Casa Rosada, Bullrich y el coordinador de la Unidad Técnica G-20, Hernán Lombardi, brindarán una conferencia de prensa. “La Ciudad
va a estar en una situación de mucho resguardo”, remarcó la ministra de Seguridad.

De esta manera, el Gobierno espera poder controlar las movilizaciones que sectores sindicales y sociales planean realizar el viernes 30, en coincidencia con el inicio de la Cumbre del G-20. “Aspiro a que sea una protesta
absolutamente pacífica. Ninguno de nosotros tiene la intención de generar un hecho de violencia”, manifestó
días atrás el secretario general de La Bancaria y referente del Frente Sindical para el Modelo Nacional, Sergio Palazzo.

Para romper el hielo, el Ministerio de Seguridad, a través de la Unidad de Coordinación General que encabeza
Gerardo Milman, eligió convocar al diálogo a organizaciones agrupadas en el Servicio de Paz y Justicia
(SERPAJ) que preside el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.
A través de una carta firmada por Milman, se invitó al titular y a los líderes de las organizaciones del SERPAJ
a participar de reuniones “para garantizar los derechos constitucionales de quienes desean manifestarse contra
la Cumbre y colaborar en la prevención de posibles hechos criminales”.

“En el marco de distintos atentados frustrados por las fuerzas de seguridad que pudieron haber ocasionado víctimas fatales, la cartera de Seguridad promueve un canal institucional de diálogo con quienes deseen ejercer su derecho a la protesta en un marco de paz y no violencia”, remarcó la cartera de Seguridad.

FUENTE: DIARIO POPULAR