En el marco del próximo año electoral, ya comenzaron a vislumbrarse las primeras “postales de campaña” de los candidatos y precandidatos de distintos espacios; mientras que algunos de ellos ya han manifestado públicamente su intención de participar de la contienda, en algunos espacios políticos aún prima la cautela y la configuración de un contexto determinado que permita anunciar quiénes participarán de las elecciones para ocupar la intendencia de Puerto Madryn.
Uno de los que expresó su deseo desde hace varios meses y que continúa recorriendo barrios y diagramando su campaña es el justicialista Gustavo Sastre, quien se encuentra recorriendo distintos barrios y sectores de la ciudad y manteniendo un diálogo activo con los distintos vecinos, que transmiten sus necesidades y preocupaciones en el contexto de una economía compleja y en la previa de un 2019 donde podría agravarse la crisis.
La principal señal de “alerta” de los madrynenses, para Sastre, es la falta de trabajo y el hecho de “no poder llegar a fin de mes”, una postal común en la mayoría de las recorridas realizadas por la ciudad del Golfo; además, anticipó que, si bien el trabajo y la acción social son necesarios, también constituyen un “paliativo”, donde la verdadera necesidad desde el ámbito público es la generación de inversiones y la gestión para que “nuevas empresas se radiquen en nuestra ciudad”.

Desempleo, la principal preocupación

En diálogo con El Diario, Sastre comentó que, de cara al año que viene, el común denominador de la campaña electoral será “seguir trabajando como lo venimos haciendo hace tiempo, militando, reuniéndonos con distintas instituciones y sectores barriales, y por supuesto, con el vecino, que es donde más cerca hemos estado”.
En cuanto a las necesidades y preocupaciones planteadas por los distintos sectores de la comunidad con los que mantiene diálogo, el precandidato sostuvo que “nos encontramos, principalmente, con dos o tres puntos que son los más importantes, que son la falta de trabajo y, por supuesto, la gravedad de los problemas económicos”.

“La política social es un paliativo”

Sobre esto último, planteó que “muchos trabajadores y sus familias se enfrentan diariamente a la problemática de no poder llegar a fin de mes, algo que preocupa” y deslizó que una de las improntas de una eventual gestión al frente de la administración municipal sería el trabajo y la acción social, aunque advirtió la necesidad de solucionar las cuestiones económicas para no recurrir de manera constante en “parches” para solucionar los problemas coyunturales de la comunidad: “La política social es un paliativo, yo soy de la idea de seguir buscando alternativas para generar, por ejemplo, que nuevas empresas se puedan radicar en nuestra ciudad y ser generadoras de mano de obra, de empleo, y que eso pueda llegar a paliar la grave situación que atraviesa el sector”.

Identidad madrynense

En otro orden, el dirigente, que a su vez preside el Club Social y Deportivo Madryn, se refirió al rol social de eventos como la Fiesta Nacional del Cordero, que la semana pasada vio desfilar a miles de vecinos entre stands y espectáculos, señal que interpretó como de aprobación por parte de la comunidad.
“La verdad es que, como anfitriones, nos llena de satisfacción ver nuestro predio colmado de gente como lo estuvo los cuatro días de la Fiesta, nos pone muy felices porque nosotros trabajamos durante todo el año dentro de la institución para mantener las instalaciones del club, que tanto nos ha costado construir, y que hoy sea uno de los mejores complejos que tiene el sur argentino es algo que nos satisface muchísimo, además del hecho de poder albergar a toda la gente de nuestra ciudad en una fiesta tan importante y que es nuestra, bien madrynense”.

Municipalidad de Puerto Madryn