Con más del 60% de las mesas de las elecciones internas del MPN escrutadas, el actual gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, salió a celebrar junto a los integrantes de la lista Azul su candidatura de 2019 en la que buscará la reelección.
Juntó al mandatario se encontraban su compañero de fórmula Marcos Koopmann, el exgobernador Jorge Sapag, su hermana, la diputada nacional Alma “Chani” Sapag, y el dirigente petrolero, además de senador nacional, Guillermo Pereyra, quien anunció que llamará al vicegobernador Rolando Figueroa, minimizando la situación de rivalidad entre los actuales funcionarios que encabezan el Poder Ejecutivo de la provincia.
“Fue una campaña sin agravios, sólo chisporroteo sin respuesta”, afirmó Pereyra. Sin embargo, la lista de Violeta denunció que hubo “fraude” y adelantó que no reconocerá los resultados.
Gutiérrez respondió a la acusación y calificó de “irrespetuosa” a la conferencia en la que el sector de Figueroa realizó sus acusaciones. El mandatario afirmó que el MPN siempre ha tenido reglas claras y que ahora “se acabaron los colores”, en un llamamiento a la unidad.
Afirman que, entre 120 mil votantes, el 62% (74.700) votaron a la lista Azul, el 38% (45.600) a la Violeta, lo que daba una diferencia estimativa de 30 mil