La Corte Suprema de Justicia resolvió hoy que los jueces que hayan asumido después del 1 de enero de 2017 deben tributar impuesto a las ganancias al revocar una medida cautelar al respecto.
Fuentes judiciales informaron que en un fallo del máximo Tribunal determinó que los nuevos funcionarios deben tributar ganancias en tanto que aquellos funcionarios que lo sean con anterioridad a esa fecha no pagarán el impuesto.
De esta forma, con el voto de todos los integrantes de la Corte Suprema aquellos empleados que asuman como jueces o cualquier otro designado con ese cargo, así como los fiscales pagarán ganancias siempre que fuesen nombrados después del 1 de enero de 2017.