La presidenta del bloque del Partido Justicialista en el Concejo Deliberante de Puerto Madryn, Claudia Bard, explicó que no acompañó la aprobación del nuevo Código Tributario ni la Ordenanza Tarifaria, porque “desde mi sector político monitoreamos permanentemente la situación social y comercial en la ciudad, y consideramos que estas normativas tendrán un impacto negativo en las economías de los vecinos contribuyentes”.
Durante el último encuentro legislativo, la edil junto a su par del bloque UyO, Juan Duarte, votó negativamente la Tarifaria y el Código Tributario, no así el Presupuesto, en el marco de una Sesión marcada por una serie de reuniones previas con el equipo de Hacienda para ultimar modificaciones en ambos proyectos, así como también en el Presupuesto, el cual desde el FPV-PJ acompañaron.
Además, Bard se distanció de los ediles que aprobaron la Tarifaria y el Código Tributario y advirtió que el efecto del incremento impositivo podría generar aún más desempleo: “Impactará con pérdidas de puestos de empleo y mayor aumento en el valor de venta de los productos, puesto que los demás concejales aprobaron incrementar considerablemente el módulo de Ingresos Brutos”, consignó, a la vez que pidió a sus pares que “recapaciten” a raíz de los aumentos aprobados.

Aumentos “automáticos”

La concejal fundamentó su oposición en que “lo que se proponía para la Ordenanza Tarifaria incrementa considerablemente el valor del Módulo de Recolección de Residuos, sobre Girsu y sobre el impuesto inmobiliario”, a la vez que agregó: “Además, hay una cláusula que habilita que, de acuerdo a la facturación que realiza la empresa Ashira al Municipio, en caso de que el Ejecutivo vea superado lo que tenía previsto imponer al contribuyente respecto de lo facturado por la empresa, puede incrementar automáticamente el valor del Módulo de Recolección de Residuos, algo que modifica de manera directa el monto que el vecino debe pagar por Impuesto Inmobiliario”.

“Impactará con pérdida de empleo”

En esta línea, Bard aseguró que “todos los aumentos propuestos para todos los impuestos, en líneas generales, imponen un aumento del 35 al 40 por ciento del valor de cada módulo, lo que afectará de manera directa al alicaído sector comercial de la ciudad” y planteó que “no me cabe ninguna duda que esto, a su vez, impactará con pérdidas de puestos de empleo y mayor aumento en el valor de venta de los productos, puesto que los demás concejales aprobaron incrementar considerablemente el módulo de Ingresos Brutos”.
En cuanto al Código Tributario, no fue acompañado por Bard “porque hay muchos ítems en los que se aumenta la cantidad de módulos e impone algunas exigencias nuevas por parte de la Municipalidad”, respecto de lo cual citó como ejemplo “la certificación de Libre Deuda; afortunadamente, esta cuestión la conseguimos modificar para que el contribuyente pueda obtener ese certificado aún estando vigente y regularizado algún plan de pago”.

“Ha sido mucho el aumento votado”

En el mismo sentido, sostuvo que “también nos oponíamos a las modificaciones en las valuaciones fiscales aumentan aproximadamente un 30 por ciento, lo que además tiene incidencia directa en el impuesto inmobiliario” y remarcó que “esto resulta otro golpe al bolsillo de los madrynenses”.
Sobre esto último, expuso que “según lo proyectado, y si uno aplica el prorrateo de aumentos que proponen hacer en tres cuatrimestres durante el año, a finales del 2019 los vecinos estarán asumiendo un aumento de aproximadamente el 60 por ciento respecto de lo que hoy están pagando”.
No obstante, dejó en claro que éste último expediente “quedó en comisión, ya que se propusieron algunas modificaciones que van a ser analizadas en las reuniones que se hagan durante la semana próxima” y señaló que “sería positivo para la ciudadanía que, finalmente, el resto de los ediles recapacitara respecto que ya ha sido mucho el aumento votado y este proyecto se archivara sin sumar más subas impositivas”.

Municipalidad de Puerto Madryn