Los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño solicitaron una pena de 20 años de prisión para Isaac Jhonston e Iván Almonacid por el crimen de Eliberto Santos Ramos (59), el jubilado asesinado a golpes en junio del año pasado en la zona de “las cinco esquinas”.
El juicio oral y público se viene desarrollando hace dos semanas y con el veredicto de culpabilidad se realizó la denominada “audiencia de cesura de pena”. En la misma, el fiscal Báez sostuvo que “estamos ante uno de los delitos más graves que prevé el Código Penal, y sobre todo por la violencia ejercida sobre la víctima, la cual ha sido inusual, brutal y salvaje”. La fiscalía tomó como agravantes “la pluralidad de intervinientes, con sendos antecedentes penales”, entre otros argumentos, para pedir la pena cercana al máximo. “Ocasionaron un daño irreparable a la familia Ramos”, cerró Báez.
Por su parte, Carlos Villada, el abogado querellante de la familia Ramos, solicitó 25 años, el máximo posible.
A su turno, el abogado particular Carlos del Mármol, al igual que el defensor público Diego Trad, pidieron 10 años, que es el mínimo de pena para este delito.
Los imputados no quisieron declarar en la jornada, al igual que durante todo el juicio. Trad, defensor de Jhonston, llevó una asistente social para detallar las condiciones de pobreza de crianza de su cliente, y sostuvo que era “menos culpable” que Almonacid porque se había retirado antes del automóvil.
Los jueces Horacio Yangüela, Marcela Pérez y Patricia Asaro darán a conocer su sentencia con la pena que deberán cumplir los condenados el próximo 26 a las 12.30 horas.

Los hechos

Santos Ramos, de 59 años, fue atacado cuando ascendía a su camioneta junto a una mujer. Tres hombres se subieron con ellos y comenzaron a golpear al jubilado: le pedían dinero, el celular y las llaves de la camioneta. La brutal paliza duró más de una hora. “El modo también debe ser tenido en cuenta –sostuvo Báez, al pedir la pena-, una de las víctimas es una mujer mayor y Santos Ramos era un hombre de contextura pequeña, de 59 años de edad, que era tomado por los costados y por la espalda, mientras era atacado”.

Municipalidad de Puerto Madryn