La inflación de octubre fue de 5,4% en el total país, reveló ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Sin embargo, para la región patagónica, según el mismo informe oficial, llegó al 5,8% en el mismo período. Esta región es una de las más castigada por la espiral de precios, ya que sumado los últimos doce meses ya trepa a 46,5 por ciento.
El sector que registró en octubre el ajuste más fuerte fue el correspondiente a Vivienda, Agua, Electricidad y otros combustibles, con el 8,8%, por la suba de tarifas de gas aplicada por el gobierno.
A nivel nacional, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló en lo que va del 2018 un alza del 39,4% y en un año la suba trepó al 45,9%, siempre a nivel promedio del país. Para la Patagonia, esas cifras son mayores: 40,8% acumulado en el año, el más alto de todas las regiones de la Argentina; lo mismo que comparadas las cifras de octubre de este año con la del mismo mes del año pasado, que acumulan un 46,5%, sólo superado por la región Cuyo, en donde entre octubre ’17 y octubre ’18 hubo una inflación acumulada de 47,7%.

Alimentos y bebidas, para arriba

En octubre, el rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas -el que más incidencia tiene en la población de menores recursos- subió 5,9% y el transporte experimentó un avance del 7,6%.
Según el organismo oficial, el rubro Salud tuvo un alza del 5,5% -aumento en prepagas-; Prendas de Vestir y Calzado, 5%; Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, 4,3%; Restaurantes y Hoteles, 3,1%; Recreación y Cultura, 2,7% y Educación, 2,1%.
El rubro de Otros Bienes y Servicios aumentó 6,2%, impactando en el alza el aumento de los accesorios y artículos de higiene personal, tocador y belleza.
Los precios en el rubro Comunicación tuvieron la menor alza con un 0,7%, mientras los de las Bebidas Alcohólicas y Tabaco registraron un aumento del 2,3%.

Región por región

La región de Cuyo registró el índice de alza de precios minoristas del 5,9% y le siguieron la de la Patagonia y la Pampeana con un registro de 5,8% en ambas, mientras que en el Gran Buenos Aires el costo de vida pegó un salto del 5,1%.
La región del Noreste tuvo el indicador más bajo de inflación en octubre con un 4,9%, mientras que en la del Noroeste del 5,3%.
Al igual que en septiembre pasado los precios regulados por el Gobierno fueron los que más impactaron en el indicador del nivel general con un 7,4%, mientras que los de los artículos estacionales lo hicieron en un 6,2%.
La denominada Inflación núcleo, que mira el Banco Central para definir su política de tasas de interés se desaceleró bruscamente, y bajó al 4,5% en octubre, frente al 7,6%, que había registrado en septiembre último.

Efectos de la devaluación

La devaluación del peso en la última semana de agosto (cuando la cotización saltó de alrededor de $30 a más de $37) continúa dejando su huella en la escalada de precios.
De este modo, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró entre octubre pasado e igual mes del año anterior un crecimiento del 45,9%.
A la hora de desglosar el 5,4% de octubre se observa que el rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas -el que más incidencia tiene en la población de menores recursos- subió 5,9% y el transporte experimentó un avance del 7,6%. El sector que registró el ajuste más fuerte fue el correspondiente a Vivienda, Agua, Electricidad y otros combustibles, con el 8,8%, por el ajuste en las tarifas de gas aplicado por el gobierno.

Prepagas más caras

Según el organismo oficial, el rubro Salud tuvo un alza del 5,5% -por el aumento en prepagas-; Prendas de Vestir y Calzado, 5%; Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, 4,3%; Restaurantes y Hoteles, 3,1%; Recreación y Cultura, 2,7% y Educación, 2,1%.
En lo que hace a la división por zonas, la región de Cuyo registró el indice de alza de precios minoristas más alto, con 5,9%. Le siguieron la de Patagonia y la Pampeana, con un registro de 5,8%.
En el Gran Buenos Aires el costo de vida pegó un salto del 5,1% y en el acumulado tocó el 39%. A la hora de analizarse el acumulado por sectores, los que más subieron fueron Transporte (58,7%) y Alimentos y bebidas (43,7%).

Desaceleración

Si bien el 5,4% de octubre se trata de un guarismo alto para un mes, en el equipo económico del Gobierno marcan como positivo que disminuyó 1% respecto a septiembre. A partir de ahora, en el Ministerio de Hacienda se espera un descenso escalonado para lo que resta del año.
Según proyectan, se estaría en el inicio de una senda descendente. No todos los economistas coinciden.
Lo cierto es que la política monetaria de Guido Sandleris al frente del Banco Central, con un dólar controlado, tasas altas y un plan de emisión cero, busca enfriar la economía y por ende la inflación.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había anticipado ayer que la inflación de octubre iba a seguir siendo alta “porque tiene un arrastre del mes de septiembre”, que llegó al 6,5%.
Sin embargo, adelantó que “en noviembre empezamos a ver una desaceleración” por lo que “la inflación va a ser sustantivamente más baja que en octubre”.

Comer sale más caro

El rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas tuvo en octubre un aumento del 5,9% y acumula en los primeros diez meses del año una suba del 43,7%, casi cuatro puntos porcentuales por encima del nivel general de la inflación, que llega al 39,5% en el mismo período.
En los últimos doce meses el mismo rubro alcanza un aumento del 46,4, también por encima del nivel general, del 45,9%.
En varios artículos se superaron los dos dígitos de suba, y entre los incrementos más altos figuraron la lechuga, 76,1%; seguido por la batata, 35,4%; y la papa, 35,2%.
Entre los artículos cuyos aumentos superaron los dos dígitos se encuentras bananas (15,5%), hamburguesas congeladas (10,2%), limones (14,1%), manzana deliciosa (13,3%) y Zapallo anko (12,4%), sal fina (12,4%), polvo para flan (10,3%), jabón en pan (10,9%) y algodón (10,9%).

En un mes Argentina tuvo más inflación que 138 países en todo el año

En muy pocos países los habitantes están tan atentos a la comunicación del dato inflacionario como en la Argentina, donde la inflación de octubre fue de 5,4%, según el Indec. El dato anual de aumento de precios está en camino de ser a uno de los más altos en las últimas tres décadas a nivel local y la cifra del mes pasado fue mayor que el aumento de precios de 138 países a lo largo de todo 2017. O sea, 138 naciones aumentaron sus precios en todo el año en menor proporción de lo que Argentina lo hizo en un mes. Según datos del Fondo Monetario Internacional, los países con menor inflación en 2017 apenas se acercaron al medio punto porcentual. Irak (0,2%), Cabo Verde (0,3%), Israel (0,4%), Singapur (0,4%) y Panamá (0,5%) compusieron el top 5 de los países con menor inflación.
Además, también hubo casos de deflación. Es decir, los precios bajaron a lo largo del año. En ese caso, los casos llegaron a diez. Togo (-1,6%), Guinea-Bissau (-1,3%), Arabia Saudita (-1,1%), Djbouti (-1%), Senegal (-0,7%), Chipre (-0,4%), Aruba (-0,3%), Guinea Ecuatorial (-0,2%), Ecuador (-0,2%) e Irlanda (-0,1%).
Del otro lado del espectro, se encontraron los países con aumentos de precios más altos, notablemente por encima de la marca de los dos dígitos, dato que no es menor cuando se considera que sólo 21 países tuvieron una escalada en las góndolas de esa magnitud. Los mismos fueron: Venezuela (2.818,2%), Sudán del Sur (117,7%), República Democrática del Congo (55%), Yemen (53,5%), Libia (34%), Egipto (29,8%), Sudán (25,2%), Argentina (24,8%), Angola (23,7%), y Uzbekistán (18,9%).
El dato de inflación de octubre para Argentina (5,4%) fue mayor que el promedio mundial (3,3%), que el de países desarrollados (1,7%) y que el de emergentes (4,5%)
En total, promediando todos los países que enviaron información al Fondo Monetario, la inflación mundial promedio de 2017 fue de 3,3 por ciento.

Gobierno de Chubut