La actividad productiva industrial registró en septiembre un derrumbe del 7,7% en comparación con igual período de 2017 y la pérdida de empleos en el sector se aceleró en agosto, con una caída de 4.162 puestos respecto de julio, según un informe de la Unión Industrial Argentina (UIA).
La central fabril informó que los datos preliminares de la producción industrial de octubre muestran una desaceleración con respecto a sus volúmenes previos: los despachos de cemento se contrajeron 8,9%, mientras otros materiales de la construcción 17,3%.
En cuanto al empleo industrial registrado, en agosto (último dato disponible) se observó una contracción mensual del 0,36% (una pérdida de 4.162 puestos de trabajo), siendo el noveno mes consecutivo con tendencia negativa.
Respecto de agosto 2017, hubo 32.622 asalariados menos, una baja de 2,74%, se observa una aceleración en la pérdida de empleo, ya que en el primer trimestre, la caída fue de 1,2%, en el segundo de 1,8% y en los últimos dos meses la pérdida fue de 2,6%.
Con relación a agosto anterior, la actividad manufacturera experimentó un retroceso del 3,8%, indicó la entidad fabril en el comunicado. “La baja de septiembre fue generalizada para todas las ramas industriales con excepción de metales básicos y de papel que no presentó variaciones: diez de los doce rubros analizados presentaron caídas”, explicó la UIA.
La cadena textil-indumentaria (25%) presentó el peor desempeño, seguida por la industria automotriz (20,6%), agregó la cámara empresaria. La producción de sustancias y químicos tuvo en septiembre una caída de 3,1% y alimentos y bebidas 2,2%, y en el indicador sin la producción de aceites, se registra que la caída fue de 1,5%.