En el marco del análisis que lleva adelante el Concejo Deliberante sobre el Presupuesto y el Código Tributario, la semana pasada el Departamento Ejecutivo Municipal, a través de la Secretaría de Hacienda, también ingresó el proyecto para la Tarifaria del año entrante, con aumentos en el valor de los módulos A, B y C, así como también modificaciones en el valor fiscal por metro cuadrado de las edificaciones.
Sin embargo, tal como había advertido días atrás la directora de Rentas municipal, Vanesa Cabrera, con el incremento en estas últimas cifras, el valor fiscal de las propiedades seguiría estando por debajo de los precios establecidos en el mercado inmobiliario.
Otra cuestión que tendrá injerencia en cómo regirán las tarifas e impuestos el año próximo es el valor de los módulos; desde hace al menos dos años, los “A”, “B” y “C” atravesaban correcciones entre dos y tres veces anuales, tanto al inicio como a mediados del año en curso, lo cual determinaba, indefectiblemente, incrementos en ítems como infracciones e impuestos varios, contabilizados según el módulo.

Readecuaciones necesarias

En dicho ámbito, el proyecto de Tarifaria, que sería sujeto a votación de los bloques dentro de las próximas dos a tres semanas, planteó “la necesidad de readecuar los valores inmobiliarios del Ejido Municipal de la ciudad de Puerto Madryn, de acuerdo a la realidad económica e inflacionaria”, agregando que resulta “necesario realizar una adecuación respecto a los valores fiscales inmobiliarios aplicables al cálculo”.
A ello, sumó que “el Estado Municipal debe promover la planificación y el desarrollo de estrategias y políticas tributarias bajo el principio de planificación continua y dinámica”.

Cómo quedarán los valores

En cuanto a las propiedades y su valor fiscal, la Tarifaria 2019 reemplaza el anterior Plano de Valores Unitarios Básicos de la Tierra (adjunto en la Ordenanza 7.722), autorizando “al Departamento Ejecutivo Municipal a incorporar a los futuros fraccionamientos que se presenten, el valor por metro cuadrado de tierra que considere de acuerdo a las características de los inmuebles linderos”.
Además, el documento establece la modificación a uno de los artículos de la mencionada Ordenanza, el séptimo, que determina el “valor unitario básico de la edificación” por metro cuadrado, diferenciado según el destino del inmueble.
En este sentido, las cifras apuntan a un metro cuadrado de 1.007,50 pesos para la Vivienda Unifamiliar; 755,62 pesos para la Vivienda Colectiva, 904,89 pesos para la Vivienda Colectiva de Uso No Habitacional y 671,67 pesos para Industrias.

Modificaciones en los módulos

Con respecto a los módulos y sus variaciones, los del tipo “A” costarán, en 2019 y enero a abril 7,55 pesos; de mayo a agosto 8,30 pesos y de septiembre a diciembre, 9,15 pesos.
Para los módulos “B”, los valores se establecerían en 16,05 pesos entre enero y abril, 17,65 pesos de mayo a agosto y 19,40 pesos entre septiembre y diciembre.
En el caso de los “C”, el mismo “será aplicado a todas aquellas contrataciones que se realicen conforme la Ordenanza 6.585, sus modificatorias” y figura que, en Ordenanzas especiales, sus valores serán de 5 mil pesos de enero a abril; 5.500 pesos de mayo a agosto y 6.050 pesos desde septiembre hasta diciembre.
En el caso de los módulos IB, regirá el valor de 101,2 pesos entre enero y abril; 111,32 pesos de mayo a agosto y, de septiembre a diciembre, 122,45 pesos.

Terrenos y automotores

En cuanto al valor de los módulos para el caso de la adquisición de automotores, “se tomará como fecha cierta a los efectos de aplicación de las tasas de patentamiento, las de inscripción en el Registro Nacional del Automotor, Seccional Puerto Madryn”.
Para el caso de los terrenos baldíos, el Ejecutivo Municipal podrá aplicar una alícuota del 0,45 por ciento para el cálculo del Impuesto Inmobiliario, en el caso de aquellos ubicados en la Zona I – Urbana, y una alícuota del 0,3 por ciento para los ubicados en la Zona III Semiurbana.

Municipalidad de Puerto Madryn