El Gobierno nacional dispuso este miércoles que las cooperativas prestadoras del servicio público de distribución de energía eléctrica deberán facturar tal servicio de forma autónoma e independiente de otros conceptos ajenos, para lo cual tendrán 30 días para adecuar sus liquidaciones.