La Legislatura de la Provincia aprobó por mayoría una ley que derogó los decretos de convocatoria a elecciones para los meses de marzo y mayo del año próximo. La norma fue aprobada por 16 legisladores de los bloques Frente para la Victoria, Cambiemos, Frente de Agrupaciones y el diputado oficialista Mario Mansilla.
Previamente también la oposición había logrado sancionar una ley que fija la realización de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la Provincia del Chubut “el segundo domingo de agosto” y que incide directamente en un futuro calendario electoral.
Además, la nueva alianza opositora le arrebató la conducción de la cámara al Chusoto, desplazando a Roddy Ingram y designando en su reemplazo a José Grazzini.
Que el debate en la sesión de la Legislatura de Chubut se centraría en el adelantamiento de las elecciones estaba previsto, lo que no estaba previsto, fue el acuerdo entre el PJ-FpV y UCR-Cambiemos, que permitió a la oposición alzarse con la titularidad de Cámara. Así las cosas, bajo la presidencia de Rody Ingram (ChuSoTo) inició la sesión de ayer, y en una eficaz maniobra, Javier Touriñan presidente del bloque PJ-FpV, argumenta que ante el anuncio del Ejecutivo de desdoblar las elecciones, se hacía necesario traer a debate la exclusión del Justicialismo del Tribunal Electoral Provincial, haciendo una moción de orden para el recambio de las autoridades de las Vicepresidencias del cuerpo postulando al diputado José María Grazzini (PJ-FV) en reemplazo de Ingram, manteniendo Jacqueline Caminoa (UCR-Cambiemos) la Vicepresidencia segunda.
La estrategia estaba diseñada previamente y dejó al oficialismo en clara desventaja cuando por 15 votos en mayoría se aprobó la moción de Touriñán. El diputado Rody Ingram pidió un cuarto intermedio, se retiró del recinto y el diputado Grazzini paso a ocupar la titularidad del Cuerpo legislativo con todo lo que conlleva.

Adelantamiento de los comicios

Con 22 diputados presentes en el recinto, se trató el desdoblamiento de las elecciones provinciales, a través de dos decretos emitidos por el Ejecutivo. En la oportunidad, con 16 votos a favor, la oposición logró aprobar la Ley que deroga los decretos 1007/18 y 1009/18, de la convocatoria a elecciones.
Previo al tratamiento de la derogación de los decretos, se dio tratamiento al Despacho unificado de los proyectos del PJ-FpV y UCR-Cambiemos, por el cual se sustituye el artículo 66 de Ley Orgánica de Partidos Políticos que fue aprobado por 15 votos en mayoría y que concentró el más intenso debate.
En primer término habló Blas Meza Evans (FpV), quien destacó que el adelantamiento de las elecciones es potestad de la Legislatura Provincial, según lo establecido en la Constitución Provincial y la Constitución Nacional.
En la oportunidad, el legislador pidió que se confirmen fechas específicas para las elecciones y que no se tengan que modificar cada cuatro años. “El adelantamiento es absolutamente impracticable. No hay padrones, ni va a haber padrones que permiten modificar la fecha que se está proponiendo. Cualquier intento de votar con padrones del año 2017 va a dejar afuera del derecho de elegir y ser elegidos a 15 mil votantes. Que no son votantes cualquieras, son 15 mil jóvenes chubutenses que no van a poder emitir su voto”, consideró Meza Evans.
Además, el diputado hizo referencia al artículo 156 de la Constitución Provincial, asegurando que en el mismo se especifica que los decretos de necesidad y urgencia emitidos por el Poder Ejecutivo nunca pueden darse en materia electoral. Si bien existe el precedente de desdoblamiento, que fuera promovido en 2010 por el extinto Mario Das Neves, el escenario político le resultó favorable al Ejecutivo, ya que incluso una presentación judicial que hiciera por entonces el radicalismo para echar por tierra aquella iniciativa, no prosperó, y las elecciones se adelantaron.
Jerónimo García (ChuSoTo), insistió en que hay 19 provincias en todo el país que están avanzando para desdoblar las elecciones. Para justificar su postura, el diputado oficialista volvió a insistir con que esta medida ayudaría a que las fuerzas políticas nacionales como el FpV y Cambiemos no tengan incidencia directa en las elecciones provinciales.
Por su parte, Estela Hernández, diputada del FpV, calificó de “irresponsable” la decisión de adelantar las elecciones, asegurando que actualmente la provincia no se encuentra en una situación económica favorable como para afrontar gastos de estas características.

Cantidad de votos

Meza Evans ratificó que la fijación de las elecciones para determinadas fechas debía realizarse con una mayoría simple, es decir que debía ser aprobada por 14 legisladores. En tanto, López (ChuSoTo), cuestionó estas declaraciones, fundamentando que en caso de que si esto sucede no se podrán confirmar fechas fijas para los comicios, ya que aprobando la mayoría simple cuando se modifique la conformación del cuerpo legislativo los nuevos integrantes podrían hacer lo mismo. Así, el legislador oficialista exigió que estas medidas deben ser aprobadas por una mayoría especial: 21 diputados de los 27 que integran la Cámara.
Teniendo en cuenta esta lógica, con la designación de Grazzini como Vicepresidente primero de la Legislatura, el FpV y Cambiemos se aseguraron que con 14 votos podrían aprobar la modificación de la Ley Orgánica de Partidos Políticos. Puntualmente, este dictamen obtuvo el visto bueno de 15 de los legisladores presentes en el recinto y fue aprobada por la Presidencia del cuerpo.

Debate sobre minería

Pese a que en el Orden del día no figuró el debate sobre la implementación de la minería en Chubut, distintos grupos de manifestantes que están a favor y en contra de la actividad extractiva, se hicieron presentes durante toda la sesión. En primer término los protestantes manifestaron sus posturas afuera de la Legislatura, pero a pocos minutos de que comiencen a debatir los diputados provinciales ingresaron al recinto.
En una de las gradas se posicionaron los que están a favor del desarrollo minero en la Meseta Central, con consignas de “sí es sí” y banderas exigiendo trabajo en las localidades del centro chubutense. En la grada opuesta estuvieron los antimineros, sosteniendo a rajatabla el concepto de “no es no” y afirmando con canciones que “la minería contamina”.

Pago a proveedores

Otra de las discusiones que copó la agenda de la víspera fue el proyecto para definir el pago a los proveedores con los que la Provincia mantiene una deuda, lo que provocó varias discusiones entre los distintos bloques, previo a su tratamiento dentro del recinto.
Lo que se resolvió es que el Gobierno Provincial se hará cargo del pago a los respectivos acreedores, modificando los límites de pago. Previo a esto el tope era de 300 mil pesos, mientras que ahora el mismo se extendió al 1 millón de pesos, lo que significa que a todas las entidades a las que se les deba un monto inferior al mencionado se les cancelará el pasivo. Además, se definieron cinco categorías de acreedores y sus respectivos términos de pago. Se aprobó además el dictamen de Comisión por el cual se exige al Poder Ejecutivo Provincial el pronto envío del Proyecto de Ley de Presupuesto Anual 2019.

Gobierno de Chubut