COMODORO RIVADAVIA – Un hombre de apellido González, de 26 años y de nacionalidad dominicana, fue detenido por personal policial de la Seccional Primera con la colaboración de un efectivo de la Seccional Quinta que realizaba un servicio adicional de seguridad en el estacionamiento del supermercado La Anónima, en Abásolo y Rivadavia. A las 11:15 un llamado telefónico alertó a la policía de que un joven exhibía un arma de fuego en la costanera. Tras el alerta radial a la Seccional Primera, un efectivo de la Comisaría Quinta que realizaba servicio adicional en el estacionamiento del supermercado se fue hasta el ingreso de camiones y se topó de frente con el sospechoso. Para el agente, se trataba del joven que exhibía el arma en la costanera porque tenía similares características a las que daban cuenta por radio policial. Al intentar reducirlo comenzaron a forcejear hasta que el policía logró inmovilizarlo. En el momento del forcejeo, al sospechoso se le cayó un teléfono y una gorra, y los efectivos al realizarle el palpado en sus ropas le encontraron un arma de fuego. Se trataba de una pistola Bersa 380. Además tenía en su poder una bolsa con estupefacientes. Cuando la División Drogas Peligrosas le realizó el test a la sustancia descubrió que se trataba de 23 gramos de cocaína fraccionada. De esa manera se dispuso desde el Juzgado Federal que se lo notifique a González en libertad de la infracción a la ley de drogas, pero quedó detenido por la Justicia ordinaria, por la portación ilegal de arma de guerra.