La Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccara) emitió duras críticas contra el avance de una iniciativa que se está tratando en el Congreso de la Nación para derogar artículos de la Ley 26.739, la cual declara de interés público la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y de papel para diarios.
Los cuestionamientos fueron lanzados hacia los grupos monopólicos de nuestro país, que según Fadiccara están trabajando para “maximizar sus ganancias”. Al respecto, vale destacar que el enojo surgió luego de que se realice una sorpresiva convocatoria por parte de la Comisión de Comercio de la Cámara de Diputados, donde el diputado justicialista Diego Bossio y el bloque Cambiemos buscó obtener dictamen para derogar varios artículos de la ley mencionada, sancionada en diciembre de 2011.

Mismas condiciones

Lo que dice actualmente esta norma es que todos los medios gráficos del país, sin importar cuál sea su facturación, deben tener las mismas condiciones de acceso para el vital papel para diarios. Además, desde Fediccara hacen mención a la situación económica que atraviesa el país, asegurando que “con los golpes de mercado producidos bajo las condiciones económicas del gobierno de Mauricio Macri –inflación descontrolada, devaluación del peso, recesión, restricciones en el financiamiento, entre otros-, se suma esta voluntad expresada por diputados de Cambiemos para restringir la sustentabilidad de los pequeños medios que aseguramos la multiplicidad de voces en cientos de comunidades de todo el país”.

Pérdidas de empleos

Si bien desde la entidad que regula a los diarios y comunicadores cooperativos de nuestro país afirmaron que los legisladores que impulsaron las modificaciones lo hicieron por fundamentaciones meramente comerciales y de índole industrial de “dudosa verificación”, los diputados de Cambiemos sostuvieron que esta iniciativa es a favor de “las fuentes laborales de 475 trabajadores directos, sumadas a los trabajos indirectos, la economía forestal del Delta y la población de San Pedro”. En contestación a esto, Fediccara respondió: “Ninguna preocupación consta sobre los más de cinco mil puestos de trabajo que se han perdido en los medios de comunicación desde diciembre de 2015 a la fecha”.
Dentro de este contexto, en la última sesión de la Cámara Baja del Congreso de la Nación, que se desarrolló esta semana, el diputado Luciano Laspina, representante del PRO, remarcó que “Papel Prensa va rumbo a la quiebra por una mala norma que es la que estamos tratando de modificar”. Esto fue rápidamente contestado por Pablo Carro, diputado cordobés por el PJ-FpV, quien afirmó que “en caso de ser cierto, era raro no haberlo leído en los diarios”. En la misma línea se mantuvo su compañero de bloque y ex ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, quien consideró que “también se está fundiendo Arcor. Lo que tienen que cambiar no es la ley, sino el modelo económico”.

Operaciones con Papel Prensa

Por último, enfatizaron que son falaces las citaciones en las que hacen referencia a que los “pequeños compradores asociados en cooperativas” están mediados por un ciclo financiero y no justamente uno productivo, respecto a las operaciones con Papel Prensa.
Por último, hay que tener en cuenta que la fijación del precio único de pago al contado de venta de papel para diario establecida en el artículo 20 es la última tabla a la que se pueden aferrar los diarios cooperativos cuyos ingresos provienen de las economías regionales, fue “ampliamente vapuleadas por el sistema impuesto por el gobierno neoliberal de Mauricio Macri”.

Gobierno de Chubut