Escala el conflicto laboral entre el SOMU y la flota amarilla de Chubut ya que las empresas consideran impagable el pedido sindical que significaría un aumento salarial de casi el 100%. Los marineros dijeron que no dejarán salir ningún barco y ayer se movilización a la Secretaría de Trabajo y el lunes los recibe Adrián Awstin.
Una nutrida y ruidosa manifestación encabezaron el jueves, en la capital de Chubut, marineros de Puerto Rawson enrolados en el SOMU. Los trabajadores marcharon desde la delegación sindical por las calles de la ciudad hasta llegar a la Secretaría de Pesca donde fueron recibidos para plantear sus inquietudes.
La dilatada negociación que mantiene el sindicato con la cámara signataria del Convenio Colectivo del sector sigue manteniendo posiciones distantes sin posibilidad de arribar a un acuerdo, a pesar de las diversas audiencias y la extensión de la conciliación obligatoria.
Las empresas consideran inaceptable el pedido sindical que significaría un aumento salarial de casi el 100 por ciento, mientras que desde el SOMU insisten en que se liquiden los cajones de langostino a razón de 1,40 dólares, en el sistema ‘a la parte’ que tienen por convenio.
El jueves, los trabajadores ratificaron la continuidad de la retención de servicios y anticiparon que endurecerán las medidas de acción directa a medida que no se encuentre una salida en el corto plazo. Los delegados del SOMU fueron recibidos por funcionarios de la Secretaría de Pesca y acordaron que el próximo lunes mantendrán una reunión con el titular de la cartera, Adrián Awstin.
Señalaron que pidieron los partes de pesca de cada uno de los barcos de la flota amarilla, pero desde el organismo les indicaron que se trata de información que no es pública y no pudieron acceder a la misma.
Los marineros volvieron a solicitar que se intensifiquen los controles en todos los puertos de Chubut, respecto a los desembarques, y en particular, que haya balanza en cada muelle de Rawson, teniendo en cuenta que hay varios sectores de desembarques.
Los delegados del SOMU señalan que se continúa desembarcando cajones de langostino con un peso mayor al fijado y al declarado, y ese será uno de los temas que le plantearán a Awstin en la reunión del lunes venidero.
Por otra parte, anticiparon que reclamarán participar en la discusión legislativa ante las tratativas para modificar la actual Ley de Pesca de Chubut; quienes que los diferentes sindicatos también sean recibidos por los diputados provinciales antes que se proceda a introducir cambios en el esquema normativo de la industria pesquera provincial.
Con todo, ayer viernes se preveían otra audiencia en la sede central de la Secretaría de Trabajo en Rawson, y hasta ese lugar marcharon los marineros al tiempo que mantendrán lo que denominan retención de servicios en el puerto capitalino.