Handcuffs – symbol for crime

PUERTO MADRYN – En otro caso típico de “desobediencia” a una orden judicial en la ciudad del Golfo, un sujeto de apellido Quispe, de 50 años de edad, fue denunciado por su ex pareja, de apellido Galarza, quien solicitó presencia policial en su domicilio, dado que el hombre estaba merodeando en las inmediaciones y tenía una medida restrictiva de prohibición de acercamiento, a raíz de una denuncia previa por “violencia familiar”. El hecho ocurrió en el barrio Loma Blanca, pasaje Tomás Espora al 300. Allí, arribó personal policial de la Comisaría Segunda y constató la presencia del sujeto, por lo cual el mismo fue detenido y permanece en una dependencia policial hasta tanto se celebre la audiencia de control de detención.

Municipalidad de Puerto Madryn