TRELEW – El dramático hecho ocurrió este jueves cuando anochecía en una ladrillera ubicada en la zona rural, a pocos kilómetros al sudoeste de la ciudad. Según trascendió, el hombre maniobraba acopiando ladrillos cuando la criatura se cruzó por detrás del tractor; notó que algo había pisado, detuvo la marcha y ni bien bajó se dio cuenta de que había arrollado a su propia hija. Todo sucedió en la chacra 91 alrededor de las 20,15; la víctima se llamaba Anahí, tenía 4 años y murió en el acto. Una de las enormes ruedas traseras del tractor de su padre le habría pasado por encima de la cabeza, según dijo el comisario Villagrán, jefe de la Comisaría interviniente.